07 febrero 2008

Poderes paranormales

Imagen tomada de http://www.lorenzogoni.com
- Cuenta, ¿qué te pasó?, dijiste.
- Pues algo desconcertante. Una de estos hechos que te hacen creer en sucesos paranormales.
- No jodas. Anda, ya me lo estás contando, que me tienes medio acojonao.
- Ya sabes lo de mi mujer, ¿no? Lo del divorcio y todo eso.
- Sí.
- Pues no había tenido yo un gran día dándole vueltas al asunto. Volvía en el tren, como siempre, pero el libro estaba encima de mi mano, y no había pasado una página. Ya sabes que me suelo comer bastante el tarro.
- Lo sé, lo sé, y que nunca vas al grano también.
- No seas tan impaciente, que te lo cuento rápido. Estaba alterado, cansado e impotente. Sigo sin entender demasiado bien como hemos llegado hasta aquí, ni por qué. O quizá si lo entienda, pero no lo quiera aceptar. No lo sé. Imaginaba conversaciones, buscaba excusas para justificarme, lo de siempre. Y seguía así cuando llegamos a la estación, así subiendo las escaleras mecánicas, así mientras buscaba el coche; cuando, de repente, una nota en el parabrisas.
- Mira que me da rabia.
- Toma y a mí.
- Bueno, ¿y qué decía?
- Algo así como: "Tus problemas tienen solución. Soy una famosa vidente con poderes extraordinarios. Llámame y conseguiré que tu amada vuelva a tu lado"
- Increíble. Como si te estuviera leyendo el pensamiento. La llamaste, ¿no?
- Pues no, claro.
- ¿Qué pasa? ¿No crees en este tipo de gente?
- No es eso. Tú imagina que lo consigue. Quita, quita.

28 comentarios:

  1. Jajaa... hay cuestiones en las que es mejor no tentar a lo desconocido...

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno!!!! Es bueno empezar el día con una sonrisa. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:23 a. m.

    ¡Buenisimo, paisano, buenisimo!

    ResponderEliminar
  4. Lo que ven mis ojos.11:52 a. m.

    Me has recordado a nuestros políticos (fíjate cómo andará mi mente de desquiciada esta mañana para que salga yo ahora por estos derroteros).
    A ver, me explico; sabemos (y más en estas fechas precampaña) que no van a cumplir siquiera la mitad de lo que prometen, pero, quita, quita, Dios me libre de lo que prometen algunos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Joder, tiene razón tio, imagina... que miedo :S

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Vencer al tiempo...ardua tarea, más no imposible.
    Estoy convencida de que en algunos momentos de mi vida (intencionadamente o no)estancar esos segundos hasta hacerlos eternos. Cada vez me cuesta más, pero cuando eso ocurre es sencillamente fantástico Juanjo!!

    Pd1.- Colores equiparados a bebidas? ...ummm, se deja notar la prontitud de Magdalena eh? jiji.
    Pd2.- Insisto, me debes una cerveza...que más los intereses van siendo dos.

    Un beso mi niño de ojos color 'Hpnotiq'...

    ResponderEliminar
  7. (intencionadamente o no)...he logrado estancar esos segundos...

    Ahora sí que sí. Muak!

    ResponderEliminar
  8. Jajajajajaja, me meo
    Eso es sentido del humor.
    Las videntes son unas charlatanas, no más, a mi una me dijo que encontraria el amor de mi vida a los 50 años, será hija de la gran P, pa entonces estaré medio muerta.
    Hace bien ese tipo que mira que si pilla a una de las que aciertan.

    Ainsssssss
    Mi Juanjo, que me lo comía a besos

    ResponderEliminar
  9. jajajajajajajajajajajajajajajaja molas majo!!!!!!!!!! mientras a mi maromo no le dé por decir eso de mí dentro de un tiempo, todo bien jajajajajajajajaja
    Besines

    ResponderEliminar
  10. Buenísimo. Es que además tiene más razón que un santo!!

    ResponderEliminar
  11. una historia de lo más sarcástica y certera.

    ResponderEliminar
  12. Muy agudo, mucho amigo Juanjo!
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Como ultimamente estamos embriagados de Benedetti, lo vemos todos los días, te traigo un trocito de lo que él dice:
    "CONTRAOFENSIVA
    Si a uno
    le dan
    palos de ciego
    la única
    respuesta eficaz
    es dar
    palos
    de vidente."

    Un beso, como siempre un placer, un placer divertido

    ResponderEliminar
  14. Jajaja muy bueno... :)

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo siempre he dicho que no se debe tentar a la suerte, ni al destino ... "que me quede como estoy"

    ResponderEliminar
  16. Anónimo9:26 a. m.

    Lo veía venir...:)

    Gracias por prestarme a Arturito, pero además necesito a House pa que luego me cure.
    Besos y pasa un un bien fin de semana.
    Rosa

    ResponderEliminar
  17. muy bueno su post sinceramente me he divertido leyendo.
    Estoy de visita y regresare

    ResponderEliminar
  18. Me has arrancado una gran carcajada al final!con ese quita quita, que a mí me suena por lo supersticiosa que soy a "lagarto, lagarto"

    Lo mejor es tomarse todo con humor

    Besitos y saludos veinteañeros^^

    ResponderEliminar
  19. Juas ...pobrecillo, ahora que había conseguido liberarse de tan terrible yugo.
    Yo no creo en esas cosas, son una panda de listos que viven del cuento.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Juas ...pobrecillo, ahora que había conseguido liberarse de tan terrible yugo.
    Yo no creo en esas cosas, son una panda de listos que viven del cuento.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. cuidado con lo que deseas porque el destino se las arregla para dártelo aunque no lo quieras...
    aunque hablando de estos temas yo creo que no hay mejor oráculo que el Delfos, ya sabes: "Conócete a ti mismo"
    Un besazo peque.
    pd.por cierto, erratilla: Pues algo desconcertante. "Una" de estos hechos que te hacen creer...

    ResponderEliminar
  22. Muy bueno, Juanjo. Y muy sabio. Me gusta la moraleja del final, en eso siempre eres muy bueno.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  23. Pídele el teléfono. Nunca se sabe... algún día puedo necesitar yo un servicio de esos y...
    nada como tenerlo a mano.

    Besitos de no rechaces las ofertas del destino,

    ResponderEliminar
  24. Jaja, mira, es igual que con lo de la muerte: mejor no saberlo!!!
    (por aquello del riesgo de infarto...)
    xDDD!!!


    Besos!


    Äfrica

    ResponderEliminar
  25. Contra lo que se suele pensar, yo creo que es muy sabia la máxima de que mejor no intervenga lo sobrenatural en la vida real, puesto que su alcance siempre es impredecible. Un ejemplo clásico (y magistral) es el cuento de W.W. Jacobs "La pata de mono". Brrrrr... ¡Que miedo...! Jajajajaja

    ResponderEliminar
  26. Lo sobrenatural, es que la nota no fuera el ticket de la Zona Azul... XDXD.
    (Quizá un pequeño Principito)

    ResponderEliminar
  27. vayaa! jajajajaaj aparece mi ex marido y le digo que me haga desaparecer a mi!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Antes de acostarme un poema para que lo leas el 14 de febrero (y es totalmente casual que sea ese dia)que dice:
    "pero hagamos un trato
    yo quisiera contar con usted
    es tan lindo saber que usted existe".
    Mario Benedetti
    es tan lindo saber que somos amigos y existimos
    mi Alma

    ResponderEliminar