06 marzo 2010

La colla del Rei Barbut


La imagen es de Quim Granell

Estaban a punto de llegar las fiestas, y yo, inconsciente, había comenzado a relajarme. Por eso, el correo real quizá me sorprendió más de lo debido.

El rey paseaba nervioso por la Sala del Consejo, sin saber que hacer con las manos, unas veces en la espalda, otras en las barbas.

- Me temo que va a ser imposible evitar la guerra- me dijo. El príncipe Garxolí está muy enojado y ha desplegado todo su ejército frente a nuestros dominios. Tienes plenos poderes para defender el reino.

Frustrada ya toda esperanza de endulzar mi gaznate con el rico moscatel carmelitano, decidí pasar revista a las tropas.

Nuestros efectivos se reducían a un ayudante cenizo, un robusto querubín de rosados mofletes, un rechoncho devorador de frutos con hueso, y un forzudo leñador con pino recién arrancado.

Con semejante compañía, vencer a tan poderoso enemigo se me antojaba misión imposible.

-.-
Este relato es un pequeño homenaje al autor castelonense Josep Pasqual i Tirado y a su genial obra Tombatossals, y ha sido premiado por Radio Castellón en el concurso semanal de microrrelatos de esta semana.

21 comentarios:

  1. Para comprender este relato es imprescindible, o bien haber leído el Tombatossals, o saber de que va. Imagino que a la mayoría de vosotros este relato os dejará fríos, pero apuesto a que a la mayoría de mis paisanos les ha tocado un poco la fibra sensible, que es lo que yo pretendía en la fría semana de fiestas que comenzamos.
    Aprovecho para invitaros, a los que paséis por Castellón a, por lo menos, una cerveza. Mis datos, en el perfil.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Sin leer Tombatossals , ahora someramente conocedora del gigante, comprendo mejor la entrada; y el homenaje al creador del personaje te ha quedado cálido, nada frío, y se adivinan los gestos y preocupación al contar con semejantes efectivos para la defensa de la ciudad.
    ¡Qué disfrutes en las fiestas en donde imagino que se necesitará más de una cervecita para combatir este frío!.
    La imagen nueva del blog muy apropiada para este invierno.
    Lo dicho: que disfrutes mucho. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Cuidado con la cerveza! En Castellón tengo ahora a mi hijo, que quería irse a las fiestas, ya empieza...
    ¡Madalena, festa plena! :D

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que lo aclaraste, porque lo lei tres veces y no lo pillaba.
    ¡Felices fiestas!

    ResponderEliminar
  5. Me pido ser el BUFANUVOLS ¿me dejas?. Eso si, con algo de licor carmelitano.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Pues la verdad que a mi me estaba sonando a un relato de esos de intriga pero con humor con segunda parte y tercera y mas..., penita de no poder estar en tus fiestas en Castellón..., pasatelo muy bien!!.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Nada, tengo que pasarme por Castellón y me lo explicas frente a una cerveza, ¿hace?

    Besicos

    ResponderEliminar
  8. Coñe, acabo de escuchar que está nevando por ahí!!!

    Hay que atacar con los esquises!
    XD

    Felices fiestas!
    Abrígateeeeeeeeeeeee!


    Besito


    Lala

    ResponderEliminar
  9. Estimado, Juanjo, fría no me he quedado pero mucho no he entendido la verdad.
    Aunque sin saber muy bien de que va, sí sé que está escrito de modo impecable, como siempre.
    biquiños y ojalá que pudiera tomarme esa cerveza.

    ResponderEliminar
  10. Un aplauso y que disfrutes la fiesta.
    Una sonrisa

    ResponderEliminar
  11. No he comprendido nada de nada, disculpame por ello Juanjo.

    Asì que fiesta, cerveza, encuentros eheee! eso sì que vale la pena! ;0)

    Buen disfrute!
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Anónimo7:09 p. m.

    Enhorabuena!!!, que me ha soplado el Bufanuvols, ese querubín de rosados mofletes, que con este microrrelato has ganado el premio del concurso semanal que organiza Radio Castellón. Mu bien, sí señor!! Ah, pero lo de la cerveza, ¡un desastre oye! que allí estaba yo puntual en la colla Garxolí el primer día de fiestas y nada, que tuvimos que recurrir al vino, ¡¡qué mala suerte hombre!! Aunque con este frío que nos está haciendo, casi que una infusión calentita es lo mejor.
    ¡Qué disfrutes como puedas lo que queda de las fiestas!
    Magdalena Festa Plena!!!

    ResponderEliminar
  13. No, fría a mí no me ha dejado.
    He releído algo más y me parece muy buena y trabajada tu entrada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Hola JUANJO!!

    Que disfrutéis de las fiestas...A mi, me pilla lejos, pero gracias por la cerveza. ;-)

    Tu historia la desconozco pero ¿sabes lo que me ha gustado?

    "....Sin saber que hacer con las manos, unas veces en la espalda, otras en las barbas."

    De verdad, que es muy plástica.

    Si el enemigo es el de la foto, el ejército lo veo un pelín flojo...No me extraña nada el nerviosismo del rey.


    Muchos besos.

    PD. Un día cuentas de que va ese relato ¿OK?

    ResponderEliminar
  15. Os explico un poco de qué va Tombatossals, un relato mitológico que trata de la fundación de Castellón. En aquellos tiempos gobierna el Rei Barbut, un monarca campechano y bonachón, que tiene el reino totalmente abandonado. Para arreglarlo, se hace con los servicios del gigante Tombatossals (el de la foto), quien cuenta para ello con el pusilánime Cagueme, con Bufanúvols, capaz de generar vientos huracanados con sólo soplar, con Arrancapins, quien arranca los árboles de cuajo, y posteriormente con Tragapiñols, hombre capaz de tragar los frutos con hueso y todo, expulsando estos últimos a presión por el ano.
    Con esta compañía (colla), Tombatossals arregla la comarca, pero afrenta al príncipe Garxolí, hombre orgulloso, y prometido de la hija del rey.

    ResponderEliminar
  16. Mi relato es una narración de Tombatossals en primera persona, a quien el rey le agua las fiestas (que desde entonces, por lo visto, siempre están pasadas por agua), y el gigante pasa revista a sus tropas, los mencionados Cagueme, Bufanúvols, Arrancapins y Tragapiñols.

    La acción de Bufanúvols disolverá el ejército de Garxolí, y Tragapiñols rematará la faena con su ametralladora anal, dejando el castillo de Montornés en ruinas y rodeado de diferentes árboles frutales, tal y como se conserva en la actualidad.

    Eso es todo amigos...

    ResponderEliminar
  17. Joer.... No me extraña que los de castellón seáis tan raros, con esos antepasados! :D:D

    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Me alegro mucho por el premio y tomo nota de la invitación, para que me cuentes esa historia que parece alucinante

    ResponderEliminar
  19. A mí el Tragapiñols me ha enamorao :D

    Y volviendo a tu microrrelato. No hay nada imposible, y más cuando se puede uno pegar un buchito de moscatel :D

    Abrazos y pásalo bien

    ResponderEliminar