13 noviembre 2011

Lo que no se nombra



Algunas vidas giran sobre un hecho maldito, un suceso misterioso que nadie nombra, pero está ahí pervirtiéndolo todo. Si no estamos al tanto, podemos percibir algún indicio en determinados silencios, en conversaciones en voz baja que, de vez en cuando, descubrimos.

Pocas cosas despiertan más la curiosidad que las típicas “escuchitas”. Y a pocos pasos están las frases no terminadas, esas que se escupen presuponiendo lo que, en realidad, no se sabe. “Ya sabes, lo del ascensor”, podría ser una de ellas. Una sentencia que resume un drama del que somos ajenos, pero consigue que nuestra mente viaje buscando entre las múltiples situaciones que se pueden dar dentro del estrecho cubículo que nos eleva o nos desciende.

Si la vida gira alrededor de estos misterios, la literatura puede conseguir de ellos los mejores engranajes sobre los que hacer rodar las más fascinantes historias. Es lo que logra mi admirado Miguel Baquero con su “Vidas elevadas”. Alrededor de un ascensor, que casi no nombra, discurren las vidas de tres poetas -en diferentes estadios de sus carreras literarias- y una mujer. A partir del hecho perturbador, ya mencionado, el destino de esos cuatro personajes se tuerce o, incluso, en algún caso, se retuerce.

Flotando entre esos entresijos está la misma literatura. La literatura con mayúsculas y con minúsculas. La literatura ensalzada desde la misma negación de la misma, desde la ridiculización de sus entretelas. Porque Miguel consigue, con la mejor técnica narrativa, menoscabar el mundillo literario, desde los inicios titubeantes de su primer poeta hasta el mercantilismo descarado del último, el escritor consagrado atento tan solo a su cartera.

Baquero nos cuenta las fases de la creación literaria, con esa ironía suave a la que nos tiene acostumbrados, ese humor inteligente que despierta la sonrisa desde las primeras frases y la mantiene, con algunos sobresaltos, hasta el punto final.

-.-


25 comentarios:

  1. Sí, señor.

    A mí me encantó el libro.

    ResponderEliminar
  2. Genial el libro, engancha desde el principio y como bien dices tú con esa ironía que encandila…
    Me encantó el libro y me encanta Miguel Baquero. ¿Que puedo decir, si tú lo explicas tan bien?

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. A ti quien te manda ponerme un caramelo en la boca?

    ResponderEliminar
  4. Me lo pasé bomba con el libro de Miguel. Qué bien que tiene nuevos proyectos para los que nos estamos convirtiendo en sus ávidos lectores.

    Besos,

    ResponderEliminar
  5. Tres poetas juntos es una sobredosis de poesía.
    Seguro que, Baquero, tan hábil, consigue que tal situación no acabe en tragedia.

    ResponderEliminar
  6. Conocí a MIguel por una recomendación tuya y me gustó leerle. ¿Que más puedo decir?.

    ResponderEliminar
  7. Bonita reseña para un bonito libro...

    Besicos

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Te debo cuatro o cinco cervezas, colega!!

    ResponderEliminar
  9. Oye, cuando vayáis a tomar esas cervezas juntos, ¿me puedo apuntar?

    Me portaré bien, lo juro...

    Muaaaaaaa,

    ResponderEliminar
  10. Hombre, Juanjo, está bien que le hagas la reseña al libro de Miguel, pero no te creas que no sabemos que declararse admirador suyo da mucho caché... ¿eh?
    En fin, en tu caso se admite... Que tampoco eres manco a los mandos de un teclado.
    ;-)

    ResponderEliminar
  11. Elena: Y ahora toca el tuyo, que me ha dicho un pajarito que está fenomenal.

    Campoazul: Pues oye, tenemos gustos parecidos, jajaja.

    Sandra: Disfruta de ese caramelo y saboréalo con calma.

    Alice: De poco me coge el próximo proyecto por la espalda. Ya lo estoy esperando.

    Tesa: Bueno, tanto como tragedia no, pero cada uno de ellos corre distinta suerte. Y hasta aquí puedo hablar...

    Alma: No siempre acierto con las recomendaciones, pero Baquero -ahora que no nos oye- es caballo ganador.

    Belén: Todo te parece bonito...

    Miguel: A ver si para la próxima presentación me puedo escapar.

    Flower: Yo, cinco de golpe no me tomo.

    Food and Drugs: Me has pillado :)

    ResponderEliminar
  12. Comparto contigo cuanto dices referido a la literatura de Miguel.Su ironía describe un mundo con frecuencia harto lleno de egos que no caben en sí. Lo leí con interés y con frecuencia con una sonrisa.Todos los personajes están perfectamente definidos y al leer Vidas elevadas no podía evitar el ponerles rostro.
    Ya felicité a Miguel y ahora a ti.
    un beso

    ResponderEliminar
  13. Bueno yo como estoy en la "Luna..."no tenía la menor idea de quien es Miguel Baquero.
    He dado unas cuantas vueltas y con algo me he topado,supongo que cuando haceis tan buenas críticas,será porque es muy bueno...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Lo leeré. Lo compraré y luego lo leeré.

    ResponderEliminar
  15. buena reseña y seguro que buen libro por lo que cuentas.
    enhorabuena al autor y que tenga mucho éxito.
    biquiños,
    esther

    ResponderEliminar
  16. A eso lo llamo yo una lectura acertada de un buen libro.
    Efectivamente.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Un derroche de admiración en esta especie de sinopsis. Debe ser muy bueno para lograr el impacto que se plasma en este post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Aprovechando que tu entrada es tan "literaria", venía a agradecerte el segundo párrafo de tu comentario a mi entrada, pues (quizá como con el libro de Miguel)has sido el único que has leído lo que el autor del relato (o sea, yo) esperaba que alguien leyese.

    ResponderEliminar
  20. Pues como soy relativamente nueva por estos lares, no tengo rubor en reconocer que no conozco a este tal Miguel.

    Como lectora voraz me lo apunto en una listilla (sí, la tengo...si no no me acuerdo de la mitad de las recomendaciones) detrás de otro que han recomendado en un blog amigo.

    Tengo que reconocer que me facilitais mucho la tarea del "buscamiento de novedades".

    ResponderEliminar
  21. Lo compro¡¡¡¡

    Feliz semana :)

    ResponderEliminar
  22. Tras leer tu magnífica
    reseña literaria,
    me apunto a leer el
    libro, me han entrado ganas
    un abrazo

    ResponderEliminar
  23. sabes una cosa, y creo que voy a "pecar" al decirla, jeje pero, a mi no me gusta leer, leo muy poco, tengo libros pequeños sin terminar, pero porque tal vez aun no encuentre esa forma de escribir que me encanta como cuando me meto a leer blogs de personas específicas, OBVIAMENTE una de ellas sos vos... si los libros fueran escritos por vos/"ustedes" sería fan de la lectura jejejej

    BESOS!!

    ResponderEliminar
  24. Con razón Mariano de Talentura está tan contento, se demuestra que sabe hacer muy bien su labor de editor. De haber conocido ayer la existencia de este libro que reseñas, me lo hubiera llevado a casa directamente desde el Bibliocafé.Fue un placer - aunque breve - conoceros a tí y a Pilar. Espero que tengamos otras ocasiones de reencuentro. Por de pronto, te añado a mi blogroll. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Pues no lo he leído pero me lo apunto porque suena muy bien.

    Besos.

    ResponderEliminar