22 diciembre 2011

Un beso es sólo un beso



Su despedida ha sido igual que las de siempre. El rostro inexpresivo, atrapado en ese maquillaje perfecto. Los labios, apenas rozando los míos, huyendo de ese beso que últimamente siempre me sabe igual. Y sin embargo.

En la radio sonaba Wonderful Tonight, ha debido ser eso. La canción y la fina capa de crema en la cara, los labios enmarcados dentro de la línea roja trazada con maestría. En otros tiempos, solía pinchar esa canción en el tocadiscos. Ajustaba la aguja un poco antes de que empezara y corría a apoyarme en la jamba de la puerta del baño. Ella me miraba desde el interior del espejo, de reojo. Me interrogaba mientras delineaba el contorno de los ojos, se tapaba las ojeras o echaba unas gotas de 212 en el escote. Yo admiraba su trabajo y su cuerpo. Observaba como, poco a poco, su aspecto iba alcanzando la perfección.

Sin embargo, ella dudaba. Siempre lo hacía. Tenía que confirmar lo evidente. Y terminaba preguntando lo que Clapton respondía por mí. Entonces, yo sonreía y le traducía el estribillo: “Estás maravillosa esta noche”. Me acercaba a su cuello y dejaba allí mis labios, recreándome en el perfume que subía lentamente.

Por aquel entonces, no dejaba que la besara justo después de maquillarse. Espera, no seas impaciente, me decía. Y después me pagaba con creces esa espera. Ahora, sólo me permite esos piquitos que saben siempre a poco carmín. Que sabrían siempre igual si no hubiera música en la radio o no notara yo a veces ese olor de siempre.

Aún así, se toma la molestia de sacar del bolso el pintalabios y reponer lo que se quedó en mi boca. Su aspecto sigue alcanzando la perfección, como el primer día, pero ya no me pide opinión. No pregunta, pero se vuelve antes de cerrar la puerta.

Cariño, estás maravillosa esta noche, le digo bajito, no sea que una sonrisa desentierre algunas arrugas debajo de la crema.

-.-

Esta entrada está inspirado en un comentario que dejé en el blog de Aldabra, a raíz del siginificado de los besos. Y la canción venía en una de las últimas entradas de Flower y es cierto que hacía muchos años que no la escuchaba.

Con este texto me despido de vosotros por este año. Empezó con besos y es justo que termine con ellos. Uno muy grande para los que habéis tenido la paciencia de seguirme este 2011, y ¡Feliz Navidad!

-.-

25 comentarios:

  1. Este texto me parece precioso. Yo, que te descubrí en este 2011, también te envío besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué gracia me ha hecho regresar a casi hace un año, recordar lo de la anécdota del lenguas blandas (puajjjj), y comprobar que entre beso y beso, la vida pasa, y que no hay nada como que pase entre besos y amor!

    ¿Te quieres creer que esta canción de Clapton la he escuchado mil veces y hasta que no la puse en el blog, no reparé en su significado?


    Feliz Navidad para ti también y todos mis besos, grandes y amarraditos a tus mejillas, muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaassss,

    ResponderEliminar
  3. Excelente despedida...
    Esperamos otro comienzo

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Lástima de arrugas que no llegan a desenterrarse.
    Precioso.

    ResponderEliminar
  5. Precioso relato, me ha encantado.

    Besos te mando yo también, y mis mejores deseos para el nuevo año, que veas cumplidos muchos de tus sueños y que seas muy feliz.

    ResponderEliminar
  6. Felicidades de nuevo y "me pido" que en el 2012 nos escribas algún otro relato, de besos, canciones, desamores, amores y de vida.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Volveré en otro momento a leerte, hoy solo vengo a dejarte mi felicitación.

    La navidad agita una varita mágica sobre el mundo, y por eso, todo es más suave y más hermoso (Norman Vincent Peale)

    Te deseo que pases una feliz navidad envuelta en amor, paz y felicidad, y que el nuevo año te regale todos tus deseos cumplidos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Mi querido Juanjo,te deseo unas felices fiestas.Espero que podamos vernos el próximo año,mi querido amigo.

    Un fuerte,fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Felices Fiestas, Juanjo.

    (Yo también uso 212 a ratos ...mira que es pegajoso)

    ResponderEliminar
  10. De este relato me gusta todo. ES una despedida inmejorable, Juanjo. ¡Hay que ver para cuanto ha dado un comentario, y mi entrada y tu entrada...!

    Me encantan estos encadenamientos.

    Y los besos.

    Y los besos que "marcan" especialmente.

    Esos imborrables.

    Todavía sigo pensando en mis relatos, aún por escribir, en esos besos que me gustaría inmortalizar más allá de mi pensamiento.

    biquiños emocionados,

    ResponderEliminar
  11. Feliz navidad, Juanjo.
    Que el 2012 te sea pródigo en experiencias inolvidables y que la inspiración siga siendo tu aliada.
    Un abrazo.
    ;-)

    ResponderEliminar
  12. Pues yo prefiero tus besos escritos a esos besos perfectamente perfilado y pintados, me parece que la perfección si no se puede disfrutar de poco vale...
    El relato inmejorable como siempre y me parece de una imaginación increíble que de un comentario hayas escrito algo tan perfecto (tu relato si lo es...)
    Que seas muy feliz hasta el año nuevo y después ya nos contarás.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. La paciencia es tuya, hijo... que siempre venimos pidiendo más, y más...

    Besicos

    ResponderEliminar
  14. Felices fiestas, querido Juanjo Espero que el próximo año nos sigas deleitando con tus relatos.

    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  15. Un maquillaje perfecto esconde a veces un alma imperfecta que solo se deja ver desnuda de cuando en cuando.

    Un abrazo y besos, mil.

    ResponderEliminar
  16. Qué delicioso terminar el año con un beso y un reencuentro. ¿Se puede pedir más? Yo no me atrevo.

    ResponderEliminar
  17. Ni el labial impide que asomen arrugas en los labios a la hora de besar, si al menos todos creyeran esa misma perfección imperfecta...
    Un deleite Juanjo, tanto tiempo de pasar a leer por acá y yo me alegro de llevarme siempre el placer de las historias plasmadas.
    Felices fiestas y un fuerte abrazo,

    Alejo

    ResponderEliminar
  18. El maquillaje no tapa
    la infelicidad,
    es un artículo con el sabor agridulce de lo que se está
    en trance en perder,
    en ese fino equilibrio de
    tener o no tener,
    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Feliz año, Juanjo, y un abrazo afectuoso pero comedido para que no se te corra el maquillaje ni se te descoloque el frac ;-)

    ResponderEliminar
  20. Lo Siento, Flower. Espero veros a las dos antes de que acabe el año para besaros y desearos otro mejor que éste que terminamos.

    Alonzo: Gracias por tu visita y bienvenido. Todavía no sé con qué empezaré este año.

    Andreas: Esas arrugas son visibles para quien es buen observador.

    Sonia: Lo mismo deseo para ti y los tuyos.

    Camy: Lo mismo deseo para ti. Exactamente lo mismo.

    María: Muchas gracias por tus deseos. Espero que disfrutes de las fiestas y cargues las pilas para el resto del año.

    Francisco Machuca: Un abrazo.

    Tesa: Los días que voy a la oficina me cruzo con una mujer que siempre usa 212. El perfume me llega unos pasos después y casi me golpea, pero me trae buenos recuerdos.

    Aldabra: Llevamos mucho tiempo leyéndonos, ¿no? y tengo que decirte, no sé si lo he hecho antes, que me siento a gusto en tu casa. Por eso me inspiras, de vez en cuando.

    Food&Drugs: Esperemos que 2012 mejore mucho este año. Y que pueda compartir más momentos con vosotros. Este año ha sido tacaño en este tipo de encuentros.

    Campoazul: Que 2012 te traiga muchos besos, aunque sean literarios.

    Belén: Os merecéis mucho más de lo que os doy. A ver si el año que viene puedo compensar ese déficit histórico.

    Elena: Muchas gracias e igualmente. Tus lectores queremos más.

    Alma: Exacto. La perfección es la más perversa de las imperfecciones.

    Argos: Siempre hay que pedir más, pero esperar menos.

    Alejo Z: Felices fiestas también para ti.

    MTeresa: Has visto un poco más allá del último beso y eso me gusta.

    Miguel: Feliz año, Miguel. Corro a arreglarme la pajarita.

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  21. Me gustó tu descripción,me instalé en tus palabras...
    Quizás prefiera mejor unos besos sin tanto adorno,el que tu nos mandas para despedirte de este año y que seguramente quieras repartir para el siguiente.
    Un abrazo y que por cada uva que tomes para despedir el año sea un deseo cumplido.
    ¡¡¡FELICES FIESTAS!!

    ResponderEliminar
  22. Tanto pedirte que volvieses a escribir, y después soy el último en descubrir esta maravilla.
    Me joden tanto los turrones...
    Feliz año, chaval.

    ResponderEliminar
  23. El tiempo es inexorable y "desactiva" cualquier pasión. Se acaba la risa.
    Que disfrutes mucho y que este año que acabamos de empezar te siga siendo tan productivo literariamente... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Los besos perfectos no borran el maquillaje sino el alma.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  25. Me encanta leer tus historias, esta esta buenisima, me encantó!!
    Besos!!

    ResponderEliminar