02 abril 2006

Cambio de escenario


El coche del relevo se detuvo junto al hueco que había dejado libre su compañero, y comenzó la maniobra de aparcamiento. Sofía continuó inquieta mirando por la luna trasera hasta convencerse de la ausencia de perseguidores. Entonces se dejó caer contra el respaldo del asiento aliviada.
Demasiado pronto había bajado la guardia, porque otro coche aguardaba en la esquina siguiente con las luces apagadas. Se puso en marcha lentamente hasta que el vehículo que perseguía volvió a girar, encendiendo las luces y avivando la marcha a continuación.
Ramón hubiera preferido un transporte público para escapar de Madrid, pero a esas horas no había demasiadas alternativas. Así que optó por continuar el trayecto en coche. Cruzaron el Manzanares, se incorporaron a la M-30, continuando hasta alcanzar el desvío hacia la A-3, dirección Valencia. No había excesivo tráfico, pero sí el suficiente para que no se percataran de que los seguían.
La ciudad del Turia era el destino preferido de Ramón desde el primer momento en que empezó a planificar la huida. Conocía bien la ciudad , la visitaba frecuentemente por motivos de trabajo, y tenía amigos allí. Además la ciudad estaba en fiestas, atiborrada de gente por todas partes, por lo que resultaba más sencillo esconderse. Es más fácil pasar desapercibido en una multitud que en un lugar solitario.

Mientras tanto, el vigilante de la casa permanecía observando con desgana las ventanas del edificio, esperando algún movimiento. Empezó a inquietarse cuando los primeros rayos de sol impactaron en su cara y se percató que no había señales de vida en la casa. Se puso en contacto con su enlace, y un compañero se acercó al lugar. Con sigilo, vencieron la primera puerta sin forzar la cerradura, subieron despacio las escaleras hasta alcanzar la puerta de la vivienda. Allí, mientras uno cubría con su arma, el otro, empleando el mismo sistema anterior vencía la puerta. Para entonces, sus burladores se acercaban al embalse de Contreras, en el límite de la provincia de Cuenca, lindando ya con la de Valencia, a poco más de una hora de camino.

El primer problema que sabía se iba a encontrar Ramón al llegar a la ciudad era el alojamiento. Valencia, en Fallas, duplica su población, y la capacidad hotelera se ve desbordada por la afluencia de gente. Por suerte, todavía era jueves, no había llegado el aluvión de turistas del fin de semana, y tenía algún as en la manga. Ese no era otro que la dueña del hostal donde habitualmente se alojaba cuando visitaba la ciudad.

Era un local viejo, situado en el barrio de Campanar, lejos del centro de la ciudad, y a pesar de todo eso estaba completo. O por lo menos eso le dijo Gloria, la propietaria del mismo, tal vez para hacerse la interesante. A Ramón le tocó llorar un poco más de la cuenta para que le diera esa habitación que casualmente siempre quedaba vacía por las mañanas. Supuso que las reticencias de la dueña se debían sobre todo a la presencia de Sofía, y no le faltaba razón.

Gloria era una mujer madura, que ya no cumpliría los 40, y sin embargo conservaba buena parte del irresistible encanto que había tenido poco tiempo atrás. El peso de los años, el sufrimiento, y el intenso trabajo, se notaban sobre todo en su rostro moreno, surcado por finas arrugas que no conseguía eliminar del todo con el maquillaje. Sin embargo, su cuerpo no parecía rendir cuentas al paso del tiempo, despertando siempre la indisimulada admiración del personal masculino a su paso. Había enviudado hacía más de 10 años, pero no parecía tener ganas de repetir la experiencia matrimonial. Aunque desde la muerte de su marido varios hombres habían pasado por su cama, nunca dejó que significaran demasiado en su vida.

Con Ramón le pasaba lo contrario, quizá no le hubiera importado demasiado que entrara en su vida, pero ni siquiera había hecho amago de querer asomarse a su escote, y eso le tenía picada en su amor propio, pues su relación personal era muy buena, y no terminaba de entender que no hubiera querido pasar de ahí.

Gloria sabía que no le iba a negar el favor a Ramón, pero quiso pegarse el desquite de su decepción al ver a su acompañante. Después se preguntaría para qué tanto remilgo, pues realmente no había disfrutado observando como se le había puesto la cara blanca al hombre tras anunciarle que el hostal estaba completo. Parecía en un buen apuro, aunque le iba a costar mucho trabajo averiguar por qué.

Tras dejar su escaso equipaje en la habitación, Ramón y Sofía salieron a comer algo. Estaban hambrientos y exhaustos. Devoraron unos bocadillos en diez minutos, y volvieron a subir. Necesitaban recuperar tantas horas de sueño perdidas.

22 comentarios:

  1. Y yo mientras tanto imaginándome una persecución a lo "Corrupción en Mayami" por la M-30 en obras, tal y como está ahora y me veía los pobres Sofía y Ramón medio mareados sometidos a las imposibles curvas que rodean al Manzanares y me he reido un poquito.

    Jo, nunca he estado en Valencia en Fallas...

    ResponderEliminar
  2. bon dia Juanjo!!! ¿que te vas de vacaciones que has adelantado tu entrada semanal???? jeje, espero que así sea y si no de todas formas pásalo en grande estos días.
    En fin... ya leí tu entrada y estoy impaciente por seguir leyendo. Cómo te aprieto,eh!!! jajaja, me gustó mucho este capítulo. Aunque debería volver al principio, donde describías a Sofía, pq ya ni siquiera me acuerdo de cómo en teoría debía ser, y aunque yo tengo una imagen formada de ella, no sé si es casual y totalmente forjada en mi mente a través de lo que tú explicas, o ya he olvidado que se formó en el momento que leí su/tu descripción y ya no lo recuerdo, aisshhh como me enrollo.
    En fin... te dejo que voy al lio. ;o)
    Que descanses estos días...un beso.
    Noelia.

    ResponderEliminar
  3. Hooola Juanjo, ya supongo que esto no supone una obligación. Sólo que pensé que siempre publicabas el finde por ir más holgado de tiempo, creía... en fin....
    GRACIASSSSS por la primicia ;o)
    jolín que poco perspicaz que soy, no había caido en todo eso que me dices, pero claro... podría ser que Sofía fuese de padres españoles, griegos, o... en fin, paciencia todo se irá viendo, jeje
    un besazo y que te vaya genial.
    Hasta pronto!!

    ResponderEliminar
  4. Cambio de escenario. Y a Valencia en fallas, ni más ni menos. ¿Se encontrarán los protagonistas con su autor? ¿Le darán de collejas por putearlos? Espero impaciente...

    ResponderEliminar
  5. Esta noche tengo todo el tiempo del mundo.
    Los dos palotes se han cambiado a un 4 y medio.
    A ver si mañana, cuando haya descansado en condiciones, me planto y te escribo la historieta de Schuster. A mí me encanta...

    Besitos y buenas noches Reno

    ResponderEliminar
  6. Wow...me vas a pegar...llevaba bastante tiempecito sin pasarme a verte...me pondré ahora mismo a ponerme al día. Compro unos cigarrillos, me pongo las gafas a mitad de la nariz y con cara intelectual lo haré muy atentamente... jijiji

    Besitos & sonrisotas...

    ResponderEliminar
  7. Aún no he descansado...será que ya está en casita mi chico.
    Bieeeeeeeeeeeeeeen!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Invitado a hacer la "BANDA SONORA DE MI VIDA"

    Espero tus delicias musicales...

    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Mmmmm.... veremos en que para esta situacion, porque aun nos queda pendiente el tema del segundo coche perseguidor. ¿Amigo.. enemigo..? Ni te cuento lo que va a tener que tragar la buena de la Sra. Gloria, porque si ya de por si un romance recien comenzado es excitante, con la situacion que se ha creado a su alrededor, tiene que ser como para meterse en el cuarto y no salir en 5 dias... jajajaja... En fin, que yo creo que el guion ya va imponiendo que sepamos como llevan el tema estos dos... ¿no?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Es difícil que los personajes se encuentren con el autor, Androide, porque no suelo ir. Si no recuerdo mal, algo bastante frecuente en mí, he estado sólo un par de noches.
    Además, con semejantes personajes me escondería, pues no creo que se limitaran a darme un par de collejas. Me sacarían la recortá por lo menos.
    Carlos, el guión es el guión, y la "explicació de la falla" nunca se hace antes de la "plantá". Ya llegará, paciencia.

    ResponderEliminar
  11. La historia engancha, me gusta.

    Sara tiene toda la razón del mundo, tal y como está la M-30 no creo que hubiesen llegado a la salida de la A3, se hubiesen espanzurrado al encontrar una curva que surge de la nada.

    Valencia en Fallas... qué nostalgia, qué recuedros...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Que lo pases muy bien!

    Un besazo y buen viaje ;)

    ResponderEliminar
  13. Hola te encontré por el resplandor de tu roja nariz, prometo volver con más tiempo para leerte como Dios manda. Millones de besos.

    ResponderEliminar
  14. Dónde te metes? De vacaciones?

    ResponderEliminar
  15. A mí me esperan buenas vacaciones también.
    El miércoles que viene empieza la Feria de Abril y del vino, que coincide con el uno de mayo (mi cumple y fiesta) y el 7 empieza la Feria en Jerez y otra semanita de vacaciones, así que creo que no voy a hacer por acostumbrarme a la rutina, total, para qué?

    Nunca he visto una mirada sin pestañas. Lo más parecido una vez que jugando con fuego, me prendí las del ojo izquierdo, se hicieron pequeñas pero tampoco había tanta diferencia. O si? bueno...

    Que un beso con labios y dientes, que eso a mi edad no tiene que ser nada bonito

    ResponderEliminar
  16. presión??? perdone sr. Juanjo pero usted tampoco es que tenga la nevera llena precisamente...jajajaa
    ¿qué tal el descanso? A mí bien, y en cuanto al blog, pues eso, que sigo descansando ;o)
    He tenido mucho trabajo, y he acabado por traerme trabajo a casa y...:-S ya se sabe las imprudencias se pagan, cada día más!! jeje
    Venga... un besazo y a seguir igual de simpático y sutil, jajaja

    ResponderEliminar
  17. Juanjo a mí también me llamó la atención sobre todas las demás frases eso de ... "espero que mis palabras desordenen tu conciencia", dicen mucho,verdad?
    En fin tu verás si quieres desordenar la conciencia de alguien. Está bien de vez en cuando echar la vista atrás y añorar, y recordar gente que quisimos y se quedó perdida en el tiempo, pero a veces no sé si es mejor mantener el recueerdo y no intentar recuperar el pasado. Puede desengañarte y desvanecerse el recuerdo bonito y perfecto que se tiene de algo, o incluso traer al presente cosas del pasado puede ser doloroso. En fin... si escribes la carta ya me dirás si te contestan, jeje (cotillaaaa...)
    Un besito y no es por nada pero te recuerdo que ya es viernes, empieza el finde, recuerdas?? creo que nos debes algo.
    Venga guapo, hasta (espero) que muy pronto. ;o)
    Noelia.

    ResponderEliminar
  18. Pues con el tiempo que ha pasado, seguro que Ramón y Sofía han tenido hasta hijos!

    ResponderEliminar
  19. No sé si es la primavera o yo que sé pero... esta la gente un poco vaga, no?
    Visito los blogs habituales y me encuentro lo mismo que hace dos semanas. Se os ha tragado la tierra o la pereza?
    Un saludo. Noelia.

    ResponderEliminar
  20. Se merecían una nochecita así. Mientras nosotros reimos por lo bajo sabiendo lo poquito que durará la calma.

    ResponderEliminar
  21. Juanjo - por fin un blog maduro.
    Volveré con mas calma...

    Un abrazo desde Londres,
    Mark

    ResponderEliminar
  22. Anónimo6:35 a. m.

    Super color scheme, I like it! Keep up the good work. Thanks for sharing this wonderful site with us.
    »

    ResponderEliminar