17 agosto 2006

Planetas

Nos quieren ampliar el número de planetas a 12. Me desayuné ayer con la noticia mientras iba a trabajar, y después del corto teletipo radiofónico decidí ampliar conocimientos. El artículo no tiene desperdicio.

"El problema es que hasta hoy no había una definición científica de planeta", dice el experto Watanabe. Es decir, existían los planetas pero no sabíamos muy bien cómo ni por qué. Eran 9, pero porque eran los más simpáticos, los de siempre, los de toda la vida, los listos de la clase.

Ahora quieren que sean 12, y esto me suena cada vez más a ampliación de la Unión Europea: cuantos más, mejor, que es aburrido que siempre sean los mismos. Demasiados años viendo las mismas caras, recitando de memoria los mismos nombres, y eso ya no está de moda. Todo es efímero, y lo que no ya buscaremos la manera de que lo sea.

Pero para que el tema cuadre, y sean 12, sólo 12 y nada más que 12 (de momento) ponen dos condiciones:

- Que tenga masa suficiente para su gravedad autóctona, con un equilibrio hidrostático.
- Que tenga una órbita alrededor de una estrella.

Y además: la forma debe tener más de 800 kilómetros de diámetro, pero...
también puede ser menor, siempre y cuando contenga la masa suficiente de cinco veces 10 elevado a 20 kilogramos.

Pues yo añadiría alguna más: que el nombre sea bonito. Porque de las tres nuevas adquisiciones, dos tienen nombre razonables: Ceres y Caronte; pero el tercero ... ¡ay! se llama 2003-UBS313. Vamos que parece una nueva versión de sistema operativo. Su descubridor, un tal Mike Brown ahora le quiere cambiar el nombre y ponerle el de Xena, la televisiva princesa guerrera que le ponía cuando era pequeñito. Me parece mejor, sin duda, aunque puestos en harina lo suyo es realizar una votación popular, un gigantesco meme científico donde puedan aparecer algún ángel de Charlie, el Santo, Mr. Spock o el Superagente 86.

Gracias a la impactante noticia nos hemos enterado de una flagrante violación de los derechos de los planetas, que, profanos en la materia como yo desconocíamos: Plutón tenía un hermano gemelo. Y un hermano discriminado, olvidado, vejado, y bautizado con un nombre claramente peyorativo: Caronte; el tacaño barquero que transportaba a las almas al otro lado del río, pero sólo si pagaban. Todo eso por ser un poco más pequeño, por estar algo descentrado, por ser la oveja negra de la familia.

Sinceramente, todo esto me huele a chamusquina, parece todo muy pensadito para que sean éstos y no otros los planetas escogidos. ¿Quienes son los propietarios? ¿Hay algún negocio inmobiliario por medio?, me pregunto. ¿Un pisito en un planeta "decente" valdrá más pasta?
Pues sí, Mari, me he comprado una parcela en Ceres, un planeta como Dios manda, y no esa mierda de astro de tres al cuarto donde lo tiene mi cuñada, pronto dirán las arpías de turno.

Me veo al Principito regando los baobabs a ver si le llega la masa crítica y reconvierte el asteroide, que dos o tres adosaditos creo yo que le caben muy bien.

6 comentarios:

  1. También ayer leí sobre el tema, mmm porque no ampliarlo si se descubren más?, no sucede lo mismo en la tierra cuando se hablan nuevas islas, nuevas especies, etc. Lo que no sabía y me sorprendió es que Plutón se anda saliendo de su orbita. En todo sistema siempre hay rebeldes ;-)
    Buenas Noches

    ResponderEliminar
  2. Hola Juanjo,
    acabamos de llegar de nuestras vacaciones, estamos molidos, nos recuperamos y a la rutina.
    Pasaré con más tranquilidad a ponerme al día.
    Besos a ti y a toda la familia, sobre todo a los peques ;-)

    ResponderEliminar
  3. Pues si... yo una vez asistí a una conferencia de astronomía en la que el señor que la daba, se dedicó a presentar una visión no convencional de las órbitas planetarias, es decir mirándolas no como circulitos concentricos muy arregladitos alrededor del sol, sino teniendo en cuenta los distintos planos, sentidos de giro,e interrelaciones de unos con otros. Resultaba increible que la órbita de algunos como Plutón era tan caótica que se comprendía la postura de quienes defendian que en realidad no era un planeta sino un asteoride o cometa que anda "enredado" entre la gravedad del sistema solar, pero que tarde o temprano se dará el piro.

    Otros aun mas malpensados opinaban que en realidad si el descubrimiento de Plutón se hubiera llevado a cabo por un europeo nunca se le hubiese considerado planeta, pero al ser estadounidense el descubridor, se puso todo el interés político en considerarlo planeta para no dejar la exclusiva a los europeos.... ¡que cosas..!

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me doy cuenta que tengo una "inculticia" que yo misma me sorprendo.
    ¿Todo eso se aprende leyendo el periódico?
    Tendré que empezar a hacerlo pues.

    Unos besines

    ResponderEliminar
  5. jeje.... holaaaaa, pues sip, todavía g.a.D :-S jeje, sigo de vacaciones y pasé un segundo y supongo que no me quedará otro para seguir leyéndote pero...me entretuve en esta entrada y, no pude otra que sonreír pq a mi también me hizo mucha gracia lo de Xena o Shena, la princesa guerrera... El día que escuché la noticia...Diosssss!!!!! no me imagino a un astrólogo o quién sea que se haya descubierto el nuevo planeta en su casa a las 11 de la mañana en pleno verano, que es cuando solían darla viendo a Xena repartir mamporros y espadazos a diestro y siniestro, jajajaaja y luego acordándose de ella a la hora de nombrar un planeta, uno de los que cambiará el rumbo de la historia estudiantil de nuestros hijos, ufff yo a decir verdad el día que escuché la noticia con el único nombre que me quedé fue con el de la princesa guerrera, los otros dos creo que después de leer tu entrada ya no se me olvidarán ;o)
    Un besazo y ... nos leemos, o más bien... te leo, jeje
    Cuídate!

    ResponderEliminar
  6. http://es.news.yahoo.com/24082006/5/plut-n-considerado-planeta.html

    Es la tercera vez que intento escribirte un comentario, me cagón tó lo que se menea!

    Pues te decía que esta noticia me ha recordado a ti y a esta entrada, dónde iremos a parar!!!

    Besos para todos!

    ResponderEliminar