10 junio 2009

Contrato de construcción

Imagen tomada de Aida Emart

Era mi diluvio, pero no mi barca, argumentó el ingeniero Noé Laméquez ante el tribunal. Se defendía de una querella presentada por una asociación de especies extinguidas.

Mi barca, la que yo diseñé, tenía aproximadamente el doble de capacidad, pero el concurso de licitación solicitaba variantes más económicas y, encima, el contratista fue adjudicado con una baja temeraria.

Para colmo, aquellos enormes animales de las largas trompas ocuparon la bodega entera.

-.-

21 comentarios:

  1. Y es que el presidende de la mesa de contratación era todopoderoso y estaba en todas partes.

    Un enorme beso, o dos

    Me encanta la imagen de Aida Emart

    ResponderEliminar
  2. Es lo que pasa cuando las prioridades pasan, como casi siempre por la vertiente económica...
    Y también como casi siempre, ceñirse al guión no excusa el fatídico desenlace. ya no se trata de ética, sino de simple humanidad. digo yo.
    Sublimes y certeras, cada una de tus palabras, también como siempre.
    Una sonrisa alternativa

    ResponderEliminar
  3. Hubo maletines, seguro. La administración lleva siglos y diluvios- actuando como bien retratas.

    ResponderEliminar
  4. Excelente texto Juanjo, sobran las palabras ...

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Como en todo, me imagino, hay enchufados...

    Maldita burocracia...

    Besicos

    ResponderEliminar
  6. Aver, primero que vayan entrando en el Arca los grandes, elefantes, rinocerontes, dinosaurios, tigres de bengala, leones, jirafas, ballenas, avestruces..mastodontes varios, que luego ya, si van cogiendo nûmero en el taquillero, habrà sitio para todos los pequeños, colibrîs, ratoncitos, mariposas, y hasta para piojos y pulguitas.. Aquî en esta Administraciôn cabemos todos. Y que Dios nos salve del diluvio.
    Noé.

    Un abrazo animalero.

    ResponderEliminar
  7. La crisis y los dichosos recortes...

    Besos ;)

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡Qué imaginación!!! Besitos varios.

    ResponderEliminar
  9. Pa que luego digan que dios es el que se encarga de todo. Para nada, es el poderoso caballero don dinero.
    Seguro que quien contrató a Noe era alcalde a alguna ciudad de la costa...mmm...
    xDDD!


    Un beso


    Lala

    ResponderEliminar
  10. ...y los de urgencia, los de adjudicación directa, los de obras, los menores...¡tantas pliegos llenos de euros y de amistad que así se crecen las trompas y se hunde el país!

    ¿Hablamos de contratos administrativos, verdad? já

    un beso

    ResponderEliminar
  11. ¿Noé Lame qué?
    Si no le dieron la obra que pedía ...es que no lamió en el sitio apropiado

    ResponderEliminar
  12. Je je je Los contratistas de siempre y el dinero que se pierde en las comisiones.
    Muy bueno

    ResponderEliminar
  13. Es una delicia Juanjo, de verdad. Me ha hecho sentir tanta ternura!!!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Intenta arreglar el mundo... así te lo pagan.

    Lo que dices Tesa es cierto :D

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Te invito a un juego, si te apetece, http://sofiasolo.blogspot.com/2009/06/juego-del-libro.html

    ResponderEliminar
  16. Pobre Noé,
    ¡Incluso él ante los tribunales!
    Y seguro que las especies extinguidas, llevaban a un tiburón por letrado.
    Habiendo sido víctima, encima, de la corrupta administración y su burocracia, de los contratistas sin escrúpulos y soportando unos inquilinos incómodos, enormes y que en el bufete comían por 45 habiendo abonado la misma tarifa de embarque,
    ¡¡¡para llorar y no parar!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Saludos. Te invitamos a conocer nuestro proyecto, del que daremos cumplida información en breve en nuestra página. Esperamos que resulte de tu interés y del de tus lectores.

    ResponderEliminar
  18. ¿Tú Noé no sería tal vez funcionario de la Administración? Hay cosas que me suenan.

    bicos,

    ResponderEliminar
  19. Entre la normativa de alta tensión y las cuestiones de legalidad, últimamente estás por sacarle el lado más prosaíco a tus historias. ¿Exceso de trabajo?

    ResponderEliminar
  20. A lo mejor es por eso que, en el Planeta Tierra, no existen Quimeras o Aberraciones en la Biosfera..., pues no cab'ian en el Arca...

    Gracias por tus palabras. D'ejame decirte que he buscado, guiado por t'i, la palabra "arrogancia", y curiosamente, encuentro m'as acepciones "positivas" o de las que "no deber'ian faltar" que "negativas" o de las que "deber'ian sobrar"...

    arrogante.

    (Del ant. part. act. de arrogar; lat. arrŏgans, -antis).

    1. adj. Altanero, soberbio.

    2. adj. Valiente, alentado, brioso.

    3. adj. Gallardo, airoso.

    No obstante, aprehender la primera, me ayuda a Ser Mejor Persona.

    Gracias de Nuevo.
    Hasta luego.
    Jose.

    ResponderEliminar