22 agosto 2009

Hablaré con ella esta noche


"Hablaré con ella esta noche por última vez", se miente todas las mañanas, cuando el despertador acaba con el escaso reposo que le permite el insomnio.

Hablará con ella esta noche, como siempre, pero esta vez no encontrará su voz sensual al otro lado, tampoco las palabras obscenas ni los gemidos entrecortados con los que componía sus fantasías sexuales cada madrugada.

A cambio, una voz demasiado fría le comunicará que la dueña de sus sueños ya no trabaja allí y le ofrecerá cualquier sucedáneo a cambio.

Será duro conciliar el sueño esa noche, cuando él sepa, por fin, que es la última noche.

-.-

19 comentarios:

  1. Como la elección era dura, por mucho que dijera que era la última vez que llamaría, no tenía precisamente la intención, alguien eligió por él, un dios vestido de gerente de linea telefónica.

    Un abrazo de pasaré calor esta noche

    ResponderEliminar
  2. Con lo caro que le debía resultar, mejor así, no? Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Es duro conciliar el sueño cuando se es consciente, no de que vives una situación por última vez, sino que no volverás a vivirlo más.
    Supongo que la voz de una desconocida, tras una línea caliente, puede aportar otro tipo de calor además del erótico cuando la soledad se desborda.

    ResponderEliminar
  4. ¿Cuando se llega a la dependencia emocional? (En estos casos)

    Difícil cuando creas un vinculo con alguien virtual o telefónico y llega por "fin" el momento de cortar el cordón de unión entre ambos.

    Mis besos corazón siempre es un verdadero placer leerte.

    ResponderEliminar
  5. Eso pasa por contratar sueños provisionales, que susurran de carrerilla palabras de manual.
    Pero duele, al fin y al cabo porque eran los suyos....
    Una sonrisa y calor

    ResponderEliminar
  6. Lo que cuesta desengarcharse de una dependecia.
    Relato corto pero intenso

    ResponderEliminar
  7. Las dependencias son muy malas, pero todavía son peores las que cuestan un huevo!!!
    Debería engancharse a mirar parejas en el parque, que es más barato y se hace ejercicio si hay que salir corriendo. Más sano lo mires por donde lo mires.
    xDD!


    Un besito, muy caluroso....por el augustoooooo terrible.
    :P


    Lala

    ResponderEliminar
  8. Jo, pues casi mejor acabar cn las adicciones abrúptamente... porque se puede pasar media vida quieriendo hablar con ella

    Besicos

    ResponderEliminar
  9. Hace algunos días leí que la adicción al sexo no tiene ni más ni menos de particular que otra cualquier adicción y que, ya en ello, solo se podría hablar de "personalidades adictivas".

    No tiene mucho que ver, me ha venido a la cabeza lo que leí, pero en este caso era una voz en concreto a la que tenía adicción.

    Casi mejor así aunque recaerá con otra voz si no se trata el mal.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Es cierto lo que escribes. Es duro saber que hablas o que ves a esa persona por última vez. Duro es acostumbrarse a esa ausencia. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Una vez a alguien que me amó, le recomendaron el libro "Amar o depender".... hay tantos tipos de amor como de dependencia.... lo difícil es a veces darse cuenta de cuando es una cosa, o es otra.... Buen relato, un saludo cordial para ti :)

    ResponderEliminar
  12. ¡que triste!

    la soledad, el deseo, nos lleva por caminos pedregosos y volver a la senda tranquila, cuesta... demasiado.

    bicos,

    ResponderEliminar
  13. Uy, los teléfonos, qué enganche más chungo.

    Mejor que no esté ni esa noche ni nunca.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Imagino que habrá voces adictivas. Espero no encontrarme nunca con una de ellas

    ResponderEliminar
  15. ¡Es tan duro aceptar que es la última vez!

    Seguro que vuelve a llamar. Seguro ...

    ResponderEliminar
  16. ¿Es posible que ELLA haya abandonado la línea para ir a buscarle a ÉL ? ¡soñar por soñar, pongamos un buen fin!

    ResponderEliminar
  17. Sara_piernas locas1:53 p. m.

    No sé yo qué es peor: si saber que es la última vez que vas a hacer algo o saber que ya no harás nada por vez primera...

    ResponderEliminar
  18. hay un punto, que parte de la soledad aunque se esté acompañado o de la necesidad de fantasía sin ver sin tocar
    hay otro que es el gran negocio que se queda con los dividendos, la burda vida de las muchachas que hablan, también en ellas juegan soledades y la necesidad monetaria,esta es la realidad de hoy
    todo se vende por teléfono
    los sentimientos están muertos? o sobreviven como pueden?

    buen texto, que sin buscarlo quizás se convierte en denuncia testigo
    cariños

    ResponderEliminar
  19. La verdad Juanjo, no sé si vengo a regañarte o dejar un beso.
    Vacaciones santillana parece que tenemos, ¿Eh?.
    Se extrañan tus relatos amigo.

    Mejor te dejo el beso de algodones de Fresa.

    ResponderEliminar