03 julio 2011

Relatos y cuentos


A ti hace tiempo que no te escriben un relato corto y yo quisiera que me cuentes tu vida despacio, pero la noche no nos va a dejar tanto aire para gastar en conversaciones pausadas. Los acordes viajan a distinta velocidad por tu cuerpo y por el mío, a causa de ese ritmo interno que nos separa, esa distancia de siempre. Si cierras los ojos y te dejas llevar, igual te parece que bailamos como si dictáramos las notas conforme a nuestros movimientos y no al contrario.

Pero volvamos a los relatos que hace tiempo que no te escribo y a los muchos cuentos que te llevo contando. Historias que no crees, aunque digas que sí con la mirada y que me servirán, como mucho, para robarte un beso, el máximo premio que tu noche me concede.

Y después está la estética cruel del deseo. Cuerpos buscando un paraíso que creen no merecer, el edén entre dos grandes tetas o un culo glorioso, detalles de cuerpos perfectos, analgésicos sin receta para una realidad dolorosa y asimétrica. Almas que, para purgar una falta no cometida, se saben destinadas a un limbo vicioso, condenadas por el jurado de sus propias conciencias a una pena que es, en sí, el propio pecado.

A la mañana siguiente se escribirán esos cortos. Esos y muchos más. Con finales felices, incluso. Llenando folios y folios de realidades paralelas en universos superpuestos. ¿Qué es verdad y qué es mentira? Nadie realmente lo sabe, por lo que huelga preguntarse incluso por la veracidad de lo que aquí cuento.

-.-

31 comentarios:

  1. Anónimo11:02 a. m.

    Un relato tan críptico como cautivador. Uno te lee y, lo que en realidad desearía es conseguir leer -o escribir- uno de esos relatos breves que hace tanto tiempo que a uno/a no le escriben.

    Raúl
    El alam...

    ResponderEliminar
  2. Me encanta pasarme por aquí.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:08 p. m.

    Es simplemente precioso. Li.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:09 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:09 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:11 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. ¡Oye! De lo mejorcito que te he leído.
    Manda narices que unas copas desorbitadas, unos ritmos desacompasados, unas carcajadas estruendosas, una amnesia justificada y un etcétera desmedido, sean los causantes de este texto delirante que me lleva a momentos preciosos subidos a una pila de sillas estancadas, pero que al mismo tiempo me conduce a recobecos oscuros de mi destino.

    Un beso con sabor a mar, más cerca de tu mejilla que nunca, muaaaaaaaaaaaaaa,

    ResponderEliminar
  8. Benditas copas, chico...

    Besicos

    ResponderEliminar
  9. El ritmo interno que nos separa (y que quizás es lo único capaz de unirnos alguna vez) ...la realidad dolorosa y asimétrica (porque sin dolor y asimetría... ¿podría ser real y material?).
    Un par de frases geniales en un relato precioso. Para leer varias veces.
    Se te echaba de menos.

    ResponderEliminar
  10. Cuenta, cuenta, no pares! ; )

    B e s o

    ResponderEliminar
  11. al fin se te vuelve a ver la escritura... je je

    la primera frase del relato ya es total... lo de "hace tiempo que no te escriben un relato corto" me suena muy erótico, ¿qué quieres que te diga?...

    por lo demás... cada uno va a ver su verdad, y a decir su verdad...¿cuál es la verdad objetiva?... ¡es tan difícil!

    biquiños y me alegra leerte de nuevo

    ResponderEliminar
  12. Porque todo relato no escrito es verdad y por ende, es totalmente mentira.

    ResponderEliminar
  13. Este relato está basado en hechos reales y por eso es algo críptico. Los implicados pueden reconocerse en uno o varios párrafos y están un poco mezclados en el texto.

    A ti, Anónimo, ya te escribí un corto no hace mucho tiempo, una promesa que te hice, si recuerdas, pero seguro que aparecerás en más.

    Madison, eres bien recibida, aunque no pueda superar la calidad de tu café.

    Gracias, Li. Me alegro de que te guste.

    Flower, es lo que tiene el alcohol. Uno sube y después baja. Algunas cosas no las recuerda y otras, simplemente, no las ha vivido.

    Belén. Hubo otras después que no estuvieron mal. Tengo muy buen recuerdo de esa tarde, entre salsa y letras, brindando por la derrota de Papi. :)

    Andreas. Yo también os echaba de menos, pero tenía que tirar lastre (trabajo) de encima. A ver si puedo tener más continuidad a partir de ahora.

    Sandra. Gracias. Seguiré contando, mientras pueda.

    Aldabra. En cuanto pueda, paso a verte. La frase de inicio me la dijeron, pero en el contexto no me pareció erótica. Lo menos, quizá, de una noche cargada de sensaciones.

    Alma. La verdad no se puede saber y, a veces, ni siquiera interesa acercarse.

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Espero poder visitaros a vuestros blogs lo antes posible. Os he echado de menos. :)

    ResponderEliminar
  14. Me encanta que hayas vuelto y que hayas entrado triunfal. Es muy bueno el ¿corto? Aunque no nos podamos fiar de su veracidad…, creo que es lo de menos, a mi me encantaría que me escribieran un corto pero con final feliz, para sufrir ya está lo real.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  15. 4 párrafos que van y vienen, como una conversación que sin consideraciones se aprende -sencillamente- a disfrutar.
    Un abrazo Juanjo,

    Alejo

    ResponderEliminar
  16. ¡¡Cuánto me alegro de verte por aquí otra vez, Juanjo!! Bienvenidos tus realtos, sean reales o no o qué importa

    ResponderEliminar
  17. Miguel ha dicho lo que yo quería decir al leerte-.¡Poca capacidad la mía!
    Añado: me alegro y mucho de que estés de nuevo e la red.
    un beso

    ResponderEliminar
  18. Campoazul: Si haces memoria, seguro que algún corto te han dedicado. O largo. Con final feliz o sin final. Seguro que más de uno.

    Alejo Z.: Me alegra que los hayas disfrutado. La verdad es que lo pasé bien escribiéndolod.

    Miguel y Camy: Y yo también de veros por aquí. Después de tanto tiempo, reconforta mucho que los amigos se acuerden de uno.

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Da gusto tener lectores así.

    ResponderEliminar
  19. reales o no salen del corazón, eso es lo que importa.
    un saludo
    marian

    ResponderEliminar
  20. Estos que son claramente 'basados en hechos reales' son los más auténticos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. Se escribirán cortos ...y hasta novelas de varios capítulos.

    ResponderEliminar
  22. Un beso a cambio de un cuento. No está nada mal.
    Feliz verano.

    ResponderEliminar
  23. Marian: Es verdad. En el fondo, salen del corazón y del cariño hacia los protagonistas (aunque a veces no lo parezca)

    AdR: Lo escrito es tan auténtico como lo escuchado a la mañana siguiente. Partes de una verdad que nadie conoce del todo.

    Tesa: Quien pronunció la frase de marras tiene una vida, me dicen, para novelarla, pero no hay forma de que me la cuente. No funcionan las botellas de vino ni los relatos cortos. Lástima.

    Celsa: Jajaja. Hubiera sido un beso a cuenta, ¿no? Falta el relato que pague ese beso, pero no me corresponde a mí hacerlo.

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo11:35 p. m.

    Me encanta que hayas vuelto al redil. Tres meses y medio son demasiados sin tus relatos. En todo caso, has vuelto con mucha fuerza, me alegro un montón.
    Saludos de la rubia.

    ResponderEliminar
  25. Bueno, Rubia. Yo también me alegro de verte por aquí. Mañana nos vemos por allí. Ve ensayando las señas, que yo ya no me acuerdo ni de coger las cartas.

    ResponderEliminar
  26. Me alegro muchísimo de volver a leerte. Se te ha echado de menos.

    La foto me encanta y el relato aún más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Un relato que pese a caracolear entre la siempre difusa separación entre verdad y mentira, y por analogía, entre realidad y ficción, nos habla directamente al corazón y sin medias tintas.

    Saludos, Juanjo. Publica más a menudo, leñe!!!
    (jajaja, eso también vale para mí)
    ;-)

    ResponderEliminar
  28. Es estupendo ver que sigues vivo por estos lares JUANJO, pero mucho más que resucitas como lo has hecho.

    ¡¡Vaya maravilla has escrito en tan poquitas líneas!!
    A mi no deja de admirarme esta capacidad de síntesis expresiva que tenéis algunos... yo siempre necesito miles de palabras para no decir nada en realidad :-)


    Verdad o mentira, no importa... los anhelos, deseos y vidas de cada uno, las sabe y disfruta él mismo... nosotros nos conformamos sólo con leer lo que te sugiere a ti.



    Un beso JUANJO, de verdad me ha dado una alegría verte.



    ¡¡Feliz finde!!

    ResponderEliminar
  29. Sólo venia a decirte feliz verano amigo...ha pasdo mucho tiempo pero me sigue gustando leerte.

    ResponderEliminar
  30. Sonia. Me alegra verte por aquí y que sigas con la vitalidad de siempre.

    Food&Drugs. Eso mismo te digo yo, jajaja.

    María. Cada uno tiene su forma de expresar y la tuya, con más o menos palabras, llega siempre.

    Momo. Y a mí que lo hagas, con la libertad con que lo haces siempre, viniendo por aquí cuando te apetece, sin compromisos ni ataduras.

    Muchas gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  31. Juanjoooo no sabía que habías regresado y veo que has publicado varias entradas, me acabo de llevar una sorpresa porque no me lo esperaba.

    Me encanta leerte y dejarme llevar por tus letras.

    Un beso.

    ResponderEliminar