16 mayo 2008

Retrato de mujer sobre fondo blanco

Imagen tomada de Poética Digital

Con los días más largos, apetecen los paseos por la playa, llegan los calores y descubro los primeros cuerpos sobre la arena. Veo dos, pero inconscientemente escojo uno, como si una tacañería innata me impidiera admirar dos bellezas a la vez.

Ella es el cuerpo ideal, la perfección de la novedad, la violenta excitación del primer beso. Yo la venero, cual diosa inaccesible, como holografía imposible de materializarse. El mundo alrededor se detiene, convertido en el fondo de un improvisado retrato. Ahora sólo existe ella, y no hay resto, su imagen fija que lucha por salir del encierro de mi retina.

Yo intento acercarme con la vista, sin moverme, para comprobar que existe vida en ese cuadro, y ella me llama, con sus ojos primero, y con sus manos, con su cuerpo, después. Se aproxima despacio, estudiando cada movimiento, procurando que me vaya empapando de toda su belleza, que vaya aprendiendo cada recodo de su anatomía, hasta que puedo notar su aliento. Ahora su boca me provoca, sus ojos me retan, sus manos se acercan. Rozo apenas sus labios, pero se aprietan, se abren, me invaden, los invado. Y después nuestros cuerpos luchan por descubrirse, por aprenderse, por saciar ese hambre repentino.


- Juanjo, ¿en qué piensas?

- No, en nada. No pensaba en nada.

24 comentarios:

  1. Sigue pensando en nada, lo haces de maravilla (me refiero por supuesto a describir la nada en la que piensas). La nada, puede ser el pretexto para un texto llenito de hermosura.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Bonito nombre para una mujer.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Y es cierto, en nada más se piensa cuando sólo se piensa en eso. Cada vez me gusta más tus engarces de palabras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Esa nada es muy interesante no? dejaremos volar la imaginación a ver si nos encontramos con ella ;) Saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues ese nada en que piensa Juanjo, parece estar repleto

    ResponderEliminar
  6. Jo, meno smal que no le dijiste lo que pensaba, porque hubiera subido la temperatura! jajajajajja

    Besicos

    ResponderEliminar
  7. Junjo, despierta, que ya se ha acabó el sueño.
    Juas juas.

    Pero bueno, si es que cada vez que leo cosas de estas recuerdo mis michelines y me pongo de una mala hostia, pero yo venga, zampandome de pringues, asi no vendrá nadie a venerarme mi cuerpo precioso
    Ains

    Te dejo un beso y unas risas

    ResponderEliminar
  8. Yo quiero ser nada!
    Pero no para todos.
    Y quiero ser todo sólo para uno que desee que yo sea nada.
    Mujer obajeto?
    Para nada.

    Me has entendido todo o nada?

    ResponderEliminar
  9. Queda Usted invitado Sr. Juanjo a la inauguración de mi nueva casa, no hace falta que traiga ningun regalo, ni siquiera vino, me bastan sus relatos y por supuesto Usted.

    Te espero en mi nueva casa Juanjo

    ResponderEliminar
  10. Alma:
    Seguiré pensando en nada, si te empeñas. Siempre es un buen prtexto.

    Eva:
    ¿Tú crees?

    Adr:
    Ciertamente, es una nada que lo es todo en ese momento.

    Hawkeye:
    Escribir este texto ayuda a conservarla, porque si no desaparecen para siempre.

    Tesa:
    En ese momento, sí, y después se vacía el frasco.

    Belén:
    Por lo menos en una de mis mejillas, jajaja. La verdad es que la conversación nunca se llegó a producir.

    Nikté:
    Jajaja. Despertar hace ya tiempo que desperté.

    Sotto Voce:
    Impresionante juego de palabras, y precioso lo que has dicho. Si vas diciendo estas cosas por ahí serás todo para muchos.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Alma:
    ¿Casa nueva? ¿Hay fiesta de inauguración? Voy para allí corriendo.

    Nos vemos.

    ResponderEliminar
  12. Se me olvidada, Usted ya esta en mi casa, tomándose un café (o una cervecita, si lo prefiere) en mis poemas prestados, en su caso,regalado, todo un placer.

    ResponderEliminar
  13. No hay nada como dejar la mente en blanco. Ella solita se nos llena de colores.

    Un besazo.

    Hoy, Nat!!!

    ResponderEliminar
  14. Es lo que tienen los paseos por la playa en estos días primaverales, que la sangre alteran... que uno tiene cierta tendencia a no pensar en nada... sí...

    ResponderEliminar
  15. Vamos, que te han cortado el pensamiento en lo mejor... :)

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Ya he vuelto, no sé para cuanto, pero sigo... he pensado mucho y sigo pensando.
    Un besito Juanjo

    ResponderEliminar
  17. Una evasión compartida por muchos-as y la voz a nuestro lado que nos despierta a la realidad.No todos saben describirlo como tú.

    Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  18. una escena cotidiana y una situación cotidiana... cuando nuestra cabeza vaga a su libre albedrío siempre nos sorprende ¿verdad?

    bicos,
    Aldabra

    ResponderEliminar
  19. "Mándame en un sobre tu sonrisa rota, yo te la compongo, se reparan bocas". (Manolo García)

    Una sonrisa para ti desde mi "Bem-me-quer-lândia".

    Hay momento en que no se piensa mismo en nada, sólo se disfruta del instante.

    Bello ensayo este que desarrolaste.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. ¿que no pensabas en nada? ¬¬ no se yo.... bueno la próxima vez no sera un sueño jajaja un besele castellonense adeu.

    ResponderEliminar
  21. Estaba yo el fin de semana pasado, a esa hora en la que la tarde empieza a quejarse, sentado en una terraza de una playa que se llama Voramar (¿la conoces?). Me encontraba bien acompañado. Alcé la vista hacia la arena aprovechando un impás de la conversación y fue entonces cuando la vi; morena, resuelta ella, ingrávida como los sueños que nos provocan poluciones o martirios.

    ResponderEliminar
  22. Nat:
    La mente en blanco es como el papel, se puede llenar de muchas cosas.

    Carlos:
    La astenia primaveral dicen. O no.

    Sureña:
    Peor hubiera sido que me cortaran la acción, jajaja. El pensamiento va y vuelve.

    Carmen:
    No sabes cuanto me alegra que hayas vuelto. ¿Pensar? ¿Has dejado de hacerlo alguna vez?

    Camy:
    Bienvenida.
    Yo creo que sí, que esa evasión la tenemos muchos.

    Aldabra:
    Es algo fascinante lo que puede parir una mente, sí.

    Tchi:
    Manolo García debe cobrar mucho por reparar sonrisas. Seguro que tú lo haces gratis.

    Mery:
    Te tomo la palabra.

    Sabor:
    Me suena, sí, y esta escena no se desarrolló muy lejos en el espacio, aunque algo en el tiempo. Yo no estaba acompañado, en cambio.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  23. ahhhhhhhh, la primavera que la sangre altera!!!!

    Chico, otro día, comparte tus pensamientos con tu acompañante, a las mujeres también nos gusta ver otra mujer guapa. Yo si veo una mujer que me parece linda se lo comento a mi chico para que la mire, incluso polemizamos si es más o menos guapa, jajajjaaja.

    besitos

    ResponderEliminar
  24. Me gusta mirar, en décimas de segundo, personas bellas por la calle. Retengo luego los detalles en mi mente y me recreo en ellas. Veo belleza en muchas caras y muchos cuerpos. Curiosamente, hay días en los que llego a percibir bellezas interiores. Entonces es maravilloso.

    ResponderEliminar