10 mayo 2010

Medio novio


Maribel tenía medio novio en el pueblo de al lado. El chico le gustaba, pero sólo para determinadas cosas. Le salvaba del tedio del domingo con alguna excursión por la montaña o una sesión de cine. Y después, el paseo por la calle mayor, bien sonrientes, cogidos de la mano. 

El sábado era para ella, en cambio, noche de cuarto de novio, con horario reducido. Cada semana, un cuarto distinto. 


Aquel domingo, su media pareja investigó bajo de la falda, mientras se daban el último morreo.
 

Y Maribel volvió a casa con un problema matemático.

-.-

28 comentarios:

  1. Demasiado peques mis peques para plantearles este problema. Pero lo intentaré con mi adolescente preferido, a ver qué cuenta.

    Muy bueno, sí señor.

    Besos y besos y besos y besos y...


    PLIÑ!!!

    ResponderEliminar
  2. ...Ya me lo se de memoria pero...¡no consigo entenderlo! A ver...: ¿El problema de Maribel eran que no le daban las matemáticas por contar de más o de menos..., o por no haber conseguido contar nada?
    S.O.S

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Maribel era de EGB o de la ESO?
    ...porque de letras, seguro.

    ResponderEliminar
  4. Yo, como campoazul, podría recitarlo, pero no lo pillo.
    Será que no me gustan las cosas a medias.. y que soy de letras..
    Una sonrisa

    ResponderEliminar
  5. jajaja, y tanto, el problema es que ya no sabe ni donde está su medio limón :O

    Besicos

    ResponderEliminar
  6. Odio ser de letras. Lo que me ha quedado claro es que Maribel ha disfrutado mucho...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. El problema consiste, básicamente, en averiguar en qué proporción de novio se queda su querido, después del atrevimiento: tres cuartos de novio, cinco octavos, novio entero...

    Se admiten sugerencias.

    ResponderEliminar
  8. Joer, Juanjo, no te pillo! A ver... después de leer tu explicación, o se queda con cero novio si es una puritana, o con el novio entero si le va la marcha. He acertado? :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. ¡Ah! Su, yo no sé la respuesta. Planteándolo en tus términos: ¿cuánto de novio hay en un comodín? ¿y cuánto en un comodín con ganas de que se convierta en más? ;)

    ResponderEliminar
  10. Mmmm... qué difícil... en un comodín "puro", o sea, sin fidelidad, creo que no hay nada de novio. Si es variante con fidelidad, puede haber la mitad de novio. Bueno, no sé, digo yo... :D

    ResponderEliminar
  11. ...Pero no sabemos hasta donde llegó el medio novio! Sin mas datos no podemos decir si ya es cuarto y mitad, un cuarto, una pizquita o novio entero...

    Mas besos.

    ResponderEliminar
  12. Es que Maribel era de letras. Va a tener que echar mano de la calculadora...
    Sonrio.

    ResponderEliminar
  13. Dentro de nueve meses se resuelve el problema...
    El medio novio del domingo, seguro será el medio marido de por vida...
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. ...y así se dió que los números a Maribel no le cerraban! jajajaja
    Bárbaro!
    Un abrazo Juanjo y gracias por la sonrisa luego de terminar de leer!

    ResponderEliminar
  15. medio novio + dos manos multiplicadas por 8 + 5 palabras muy bien dichas al cuadrado : (dividido) por tres días a la semana =

    sonrisa de oreja a oreja.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  16. A ver:
    el medio novio era en realidad un amigo y medio.
    el cuarto de novio, vendría a ser un vuelta y vuelta o sea un revuelto.
    Si es que ni con los dos hace un novio entero!
    Una sonrisa

    ResponderEliminar
  17. Teniendo en cuenta que el medio novio, no tiene nada que ver con el cuarto de novio que además cada sábado es distinto, lo único que queda es que se llamen todos igual para no cometer equivocaciones.
    Yo tuve una vez un novio titular, un suplente y otro ni fu ni fa y todos se llamaban Toni, como te lo cuento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Jajajaja JUANJO,

    pero ¡¡qué bien te ha quedado esto!!

    pues mira, ese es el tema. Las cuentas se descabalan cuando el medio novio, se empieza a meter, en el terreno oculto que hasta entonces pisaban otros así a salto de mata y de vez en cuando...

    Y claro ¡¡ la pobre Maribel, hecha un lío !!

    ¡¡eso le pasa por andar con cuarto y mitad !!;-)


    Muchos besos enteritos, para que salgan las cuentas exactas.

    ResponderEliminar
  19. Maribel que un medio y un cuarto y pepepepepe ademàs regresa con un casa con un problema matemàtico? jajajajaja Se fue a hacer la suma a ver con cuàntos màs podìa repartirse jajajajajja

    Un beso.

    P.D: No comprendo por què no saliò mi comnetrio en el post anterior.

    ResponderEliminar
  20. Si el problema se plante después de que inventigue bajo su falda... el chico está tomnado posiciones desde luego.

    ResponderEliminar
  21. A mí me gusta más la nueva expresión de "amigo con derecho a roce" que esa otra clásica de "medio novio" que, efectivamente, tantos problemas ha creado

    ResponderEliminar
  22. El problema sería bastante grave, si lo que descubriera bajo de la falda, fuera un pene.

    ..no tanto, si encontrase manchas rojas provocadas por el picor de algún hongo contagiado no por él,

    ..y de fácil solución, si ella le explicase el asunto, mediomintiendo, medioverdadeando...

    Jose.

    ResponderEliminar
  23. o, sería mejor "trescuartosverdadeando vs 1cuartominiento"?

    ResponderEliminar
  24. Fe de erratas.
    Léase "UnCuartoMintiendo" en lugar de "1cuartominiento".
    Jose.

    ResponderEliminar
  25. A ver. Saca el calendario que lo resolvemos en un plis.
    (Veo que no has perdido ni un ápice de ingenio)

    ResponderEliminar
  26. Anónimo4:20 p. m.

    Vaya, pues va "apañada" esta joven, si lo que yo digo, esto de los "apaños", a veces te deja un poco confundida, veremos ahora como se las apaña para resolver el problema.
    Apáñate y resuelve quién te comenta.
    Besotes

    ResponderEliminar
  27. no me extraña..
    un besín Juanjo

    ResponderEliminar