19 diciembre 2007

Entre santas y calvos


Iba a comenzar el texto con una frase tipo "Me gusta comprar lotería en Santa Catalina", pero la verdad es que nunca lo he hecho; así que no sé si realmente me gusta. Tal vez "Me gustaría comprar ..." sería más adecuado, pero no tiene mucho sentido. "En Santa Catalina existe una famosa administración de loterías que..." No, tampoco me convence.

El caso es que hoy quería hablar de Santa Catalina, y de la lotería. A todo esto, no estoy escribiendo sobre mártires ni monjas de clausura. Me refería a la plaza, a la iglesia, y sobre todo a la torre, situadas todas ellas en el centro de Valencia. ¿Qué me atrae de su esbelta belleza? Pues no sabría deciros. Seguramente el hecho de ser la segundona, un bello talento más, eclipsado por la siempre exagerada fama del Micalet, la torre que preside la catedral de la ciudad del Turia.

Siento cierta simpatía por los segundos, esos entrañables personajes condenados a ver menguado su prestigio a costa de los siempre sobrevalorados méritos de los primeros. Los segundos vienen a ser la nobleza de los perdedores; gentes con reconocimiento social, con galones, pero sin derecho a llevar la aureola sobre sus cabezas. La torre de Santa Catalina es un ejemplo más, una hermosa perdedora, una novia despechada por el popular gigante Micalet, que la observa desdeñoso desde la otra punta de la Plaza de la Reina.

Y en la plaza de Santa Catalina, existe una administración de lotería con bastante fama, como si la superstición popular intuyera que, bajo la mirada protectora de la derrotada, aflorará mejor la apreciada rosa de la suerte.

Todos los años me hago el propósito de comprar algún décimo en ese local, y todos termino desistiendo. Este año tampoco va a ser la excepción. Ya no me da tiempo. Además, tenía el propósito de compartir con vosotros el billete comprado, tal y como hizo Carmen el año pasado, iniciativa que me gustó y a la que me sumé con mucho agrado.

Me gusta compartir lotería. Sea de donde sea. Comprar un décimo a medias, o entre varios amigos, parece que me une más a ellos, es como escoger a tus acompañantes en el camino de la fortuna, que viene a ser la isla desierta por la que alguien inevitablemente nos pregunta. ¿A quién te llevarías? Pues a ti, mi amor, no ves que compartimos número.

Por uno de estos vacíos de mi memoria, dígase despiste, tengo en mi poder un décimo cuyo destino era ser compartido, pero que, al final me he tenido que quedar yo solo. Como el futuro del agraciado papelito era tener más de un amo, he decidido compartirlo con vosotros. Utilizaré el mismo sistema que empleó su inventora: todos aquellos que dejen un comentario en esta entrada hasta el viernes 21 de diciembre a las 23:59 h. (hora peninsular española) me acompañarán en la suerte con el décimo, del cual no reproduzco todas sus cifras por motivos de seguridad.

Soy consciente de que queda muy poco tiempo, y os ruego que me disculpéis los que no hayáis leído la entrada antes de que expire el plazo.

Suerte, y Feliz Navidad a todos.




20 comentarios:

  1. Que conste que no dejo este comentario para compartir el número, ya me conoces. Pero la verdad es que no se me ocurre nada que decir y esto si que es raro, ya me conoces.
    Pregunto, si vuelvo mañana y te hago otro comentario, tengo dos participaciones?. No contestes a esta pregunta, no sea que digas que si, y vengo cada minuto a dejarte un comentario.

    Un besazo aunque no hubiera loteria, claro que si

    P.D. Mañana mismo me acerco a Santa Catalina

    ResponderEliminar
  2. ¿Compartir fortuna con gentes cibernéticas? Jajajajaja, me alegro por la parte que me toca (si es que toca), pero esperemos que no se entere demasiada gente.
    Hombres como tú, pocos pocos.

    P.S: Cuando hablo de sentir, me refiero a sentimientos. No a sensaciones físicas, en las que también, por supuesto, están incluidos los animales. Porque a las plantas ni siquiera las considero seres vivos. Pero eso es ya otra teoría de la que hablaremos más adelante. Jajajajaja.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. '¿A quién te llevarías? Pues a ti, mi amor, no ves que compartimos número.'

    Gracias. Jijijiji.

    ResponderEliminar
  4. Oye, qué bien. Esto sí que es un blog participativo y generoso. Acabo de llegar (vía premio Diomedea) y ya me están invitando a algo.
    Ahora mismo voy a intentar ponerme al día leyendo los posts anteriores. Es lo mínimo, ¿no?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:47 p. m.

    Hola Juanjo:
    Hace dos años estuve en Valencia en Julio (también en Castellón) y compramos lotería de Navidad, que da repelús adquirirla en verano, ¿verdad?, pero aprovechamos.
    Mi padre, que ya falleció, estaba abonado a un número que no recuerdo y se lo enviaban por correo todos los años desde Valencia. Así que no pude sustraerme a la emoción que me causaba tener lotería esa tierra.

    FELICES FIESTAS Y ¡¡HALÁ QUE NOS TOQUE A TODOS!!! (tremenda utopía)
    Besos con efluvios navideños.

    Rosa (ceniza de mar)

    ResponderEliminar
  6. Äfrica4:58 p. m.

    Pues he estado a punto de no comentar...Y es que mi mala suerte os puede afectar a todos los demás, jajajaja!

    Yo pienso a veces que la "fama" de ciertas cosas, en cualquier orden, no depende de su propia calidad, superior a las demás, sino del márqueting dichoso o de la manía del consumidor.

    Hablando de segundas cosas, a mi me encantan las voces segundas, osea, las que acompañan y hacen dúo con las voces principales.
    Así como me gusta el bajo y el contrabajo, también segundones del escenario en un conjunto, jaja, pero sabes? Sin esas segundas cosas, las primeras no tendrían valor de primeras ;)

    Muchas gracias por tu generosidad, pero como dice Alma, que es todo alma, no estoy con las personas por estas cosas.
    Ojala te toque, mira, a ver si te doy suerte esta vez! (sería la primera...)


    Muchos besos y muy feliz navidad!



    Äfrica

    ResponderEliminar
  7. Virginia11:33 p. m.

    Sabes de mis 8 años en la Coral Universitaria, verdad?.Pues ahora te desvelo que cantaba de soprano, pero había veces que me faltaba algo.
    Y cantar de Contralto supuso dotar de "esa pizca de mi" la voz que orgullosamente defendía.

    No siempre los segundones fueron desdichados. Para mí cantar de alto supuso darle brillo a mi voz, cuerpo y personalidad, así que eso que me llevé.

    Un besazo caballero de ojos color mar.

    Pd.- Ummm...me gusta tu estilo de hacer las cosas pequeño!

    ResponderEliminar
  8. Pues, aquí me tienes... y mientras el premio te de para que yo pueda llegar antes que la fecha que ya he programado a españa, jop... que me gustaría irme a esa taberna de la que hablaste para compartir contigo, tal como ofreciste en aquel post, así que, vamos, anótame pero no olvides que también te cobraré esa invitación a la taberna... (después de todos los cabellos que me arranqué mientras esperaba el desenlace de la historia que escribías, creo que será una buena recompensa a las horas que me dejaste inquieta esperando ese final)jejejejejejejeje
    Pero más que nada, quiero agradecerte por estar siempre conmigo, por ser parte de los invitados a mi mesa en cada post, por ser un gran tío...
    También te deseo una feliz navidad, que en tu hogar reine siempre la dicha y la fortuna en el amor (y el dinero claro está jejeje) junto a los tuyos
    Un besito guapo (con boleto o sin él, sigo viniendo siempre a leerte así que nunca dejes de escribir con tu estilo tan personal y que me gusta tanto)

    ResponderEliminar
  9. Pues, aquí me tienes... y mientras el premio te de para que yo pueda llegar antes que la fecha que ya he programado a españa, jop... que me gustaría irme a esa taberna de la que hablaste para compartir contigo, tal como ofreciste en aquel post, así que, vamos, anótame pero no olvides que también te cobraré esa invitación a la taberna... (después de todos los cabellos que me arranqué mientras esperaba el desenlace de la historia que escribías, creo que será una buena recompensa a las horas que me dejaste inquieta esperando ese final)jejejejejejejeje
    Pero más que nada, quiero agradecerte por estar siempre conmigo, por ser parte de los invitados a mi mesa en cada post, por ser un gran tío...
    También te deseo una feliz navidad, que en tu hogar reine siempre la dicha y la fortuna en el amor (y el dinero claro está jejeje) junto a los tuyos
    Un besito guapo (con boleto o sin él, sigo viniendo siempre a leerte así que nunca dejes de escribir con tu estilo tan personal y que me gusta tanto)

    ResponderEliminar
  10. Me gusta tu entrada (y sobre todo esa parte final por la que me llevarías a esa isla desierta de la suerte, vía lotería navideña).
    Los "segundos" son esos ganadores no laureados, tienes razón. Son aquellos que pisaron el borde del triunfo y otro, no mejor pero quizá más afortunado, logró hacerse con él.
    Te deseo que pases unas Fiestas divertidas y que el año 2008 sólo te traiga cosas buenas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. aunque sólo sea por la "pela", querido Juanjo... aquí tienes éste interesado comentario.
    Felices Fiestas, chaval!.

    Ulrhà

    ResponderEliminar
  12. Lo que nace para compartirse que caiga en tierra fértil y perpetúe el ciclo:

    Si suena la flauta y toca, me comprometo a dedicar buena parte del posible pellizco a editar a otros autores.

    Anda que si financiamos el libro del Diomedea con esto...

    Un abrazo, xiquet. Y sorteos aparte, enhorabuena por la mirada que tienes sobre las cosas.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo4:33 p. m.

    juanjoooooooooo , aquí me tienes, ahora entiendo la prisa que me metiste ayer jajaja.
    Gracias por querer compartir conmigo tu suerte conmigo también.
    Un besazo y felices fiestas.
    A ver si podemos vernos pronto.
    Raquel.

    ResponderEliminar
  14. Para nada opino que el mundo sea caótico. Y si lo es, se trata desde luego de un caos muy ordenado. Conforme vamos evolucionando, nos damos cuenta de lo realmente ordenadas y clasificadas que están las cosas. Y no solamente desde el punto de vista científico, siempre tan exacto. Incluso desde el punto de vista humano, podemos percibir ese orden artificial tan perfumado y tan pestilente al mismo tiempo.

    Todo en la vida humana está burocratizado. La sociedad parece una gran oficina del INEM, y aunque de vez en cuando haya algún que otro empleado porculero, no podemos decir que las administraciones públicas sean caóticas.
    El humano está loco (desordenado) por eso. Hay tantas normas fuera que no nos queda más remedio que meter toda la mierda existente dentro.

    ResponderEliminar
  15. Juanjo! Menos mal que alguien ha seguido la tradición, me alegro de que hayas seguido con la iniciativa. La verdad es que hace un par de días me acordé de ello pero ya era demasiado tarde :( entre otras cosas no tenía ni número comprado, pero me alegro un montón y me he llevado una grata sorpresa al pasarme por tu casa, menos mal, de qué se me pasa!!!!
    Pues gracias por tus deseos, lo mismo para ti X 2!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  16. Anónimo1:52 a. m.

    En Santa Catalina se casó mi hermana.
    Tengo un décimo de Sort que acaba en 6 támbien. jejejejeje.
    Besos.
    Mar

    ResponderEliminar
  17. No llego tarde, ni mucho menos...llego a tiempo para compartir las derrotas (o la no suerte), que al final nos une más que las victorias (porque la falta de suerte suele ser mas seguida). Felices Fiestas.
    (Quizá un pequeño Principito)

    ResponderEliminar
  18. ¿Qué pasa, ha tocado algo? ¿nos vamos los 17 a la isla o no?
    :)

    ResponderEliminar
  19. Gracias a todos por participar, pero, efectivamente y como anticipó Mar, el décimo terminaba en 6, y no nos ha tocado ni la devolución.

    La isla desierta tendrá que esperar, pero todavía no tengo programadas mis vacaciones ;-)

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Jajajajajajaja
    Ains, que por poco me da un infarto.
    Jo, eso tiene el tenerte abandonado, mira que si toca y yo que no he entrado hasta hoy...me muero de un pata tus.
    Y tu sin decirme na, eso no te lo perdono, en la vida vaya.
    Pues que sepas que a mi me ha tocado la pedrea. Compartía el billete con una compañera del trabajo, 60 euritos, como para compartirlos con todos, de eso nada, me he comparado mi tarro de colonia y me lo he gastado enterito, una que es muy egoista.
    Te sigo leyendo que voy a atrasá.
    Besotes, besitos y esas cosas que nos damos

    ResponderEliminar