23 abril 2008

El dragón


Mejor el dragón que mamá. Queda mal decirlo, pero así lo siento.

El dragón tiene paciencia, nunca alza la voz, y no se enfada si no me lo como todo.

Por desgracia, como todo el servicio, tiene su día de descanso, y entonces mamá se ocupa de mí. Dice que no encuentra nadie de confianza con quien dejarme.

Por lo visto, el servicio está muy mal últimamente.

19 comentarios:

  1. Ya que hoy es Sant Jordi, publico algo de dragones.

    Que tengan ustedes muchos libros y rosas.

    ResponderEliminar
  2. Pues o el dragón es muy apañao o la madre un desastre, jajaja.

    Un libro para ti, y una rosa, va.

    ResponderEliminar
  3. En esta ocasión yo también jugué a darle una salida medianamente digna a la frasecita de marras. No hubo suerte, pero esto fue lo que quedó:
    "
    - Mejor el dragón que mamá.
    Nunca le llamé papá, ni padre, ni viejo, como solían los de la pandilla referirse a los suyos.
    Para mí era el dragón. Un hombre de hediondo aliento a gasolina que aparecía de higos a brevas con alguna corista, echando fuego por la boca y haciendo malabares. Mamá siempre torcía el morro cuando yo exponía tan a las claras mi preferencia, deslumbrado por la envuelta circense que rodeaba a ese desconocido.
    Hoy por primera vez – movido por la ternura, quizá – le llamo padre.
    - ¿Te acuerdas, papá? – le digo mientras se apaga – Venías y en un plisplás se armaba la marimorena."

    Pues eso, que a seguir jugando. Que algún día sonará la flauta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Joe, pues como debe ser la mama dios jajajajajaj

    Besos y cometelo todo

    ResponderEliminar
  5. Hace tres semanas estuve en Barcelona. Mi hijo, que pasaba el finde con su padre, no sabía de ese viaje. Cuando volvió, encontró un dragón de trencadís (de porcelana) sobre el mueble del salón. Nada más verlo preguntó: ¿y este lagarto tan bonito?- Es un recuerdo de una amiga, es un dragón.
    -Pues parece un lagarto, pero me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  6. Mejor entonces que no dejes el dragón enfadarse...

    Y que la mamá tenga más paciencia...

    ResponderEliminar
  7. Seguimos bebiendo absenta para conseguir inspiración Juanjo?

    Nut.

    ResponderEliminar
  8. Esa mamá me da un poco de miedo... :)

    El dragón me encanta

    Besos

    ResponderEliminar
  9. El dragón que describes no es el de la foto eh? Al de la foto lo conozco, vivo cerca de su casa y es muy bueno, pero nada "apañao"!!! Saludos!!! Ah! bonita fotografía de un precioso parque!

    ResponderEliminar
  10. Y a mí que me encantan las historias donde aparece un dragón ... no sigo ..

    ResponderEliminar
  11. Y es que existen los dragones buenos,puedo confirmarlo porque una vez volé sobre uno de ellos.
    Antes me preguntó si yo era un hada, a lo que dije que si, en una mentirijilla.
    El nunca supo que le menti.

    Bonito, Juanjo, muy bonito.
    Te chero mucho, papi

    ResponderEliminar
  12. Eva:
    Los dragones de verdad son siempre muy tranquilos. Jamás se inmutan.

    Elena:
    Excelente texto, y una salida muy original a la frasecita que se las traía.

    Belén:
    El plato bien limpio, sí señora, que en mi casa todavía no han llegado los dragones.

    Tesa y Hawkeye:
    Precioso el Parc Güell, uno de mis rincones preferidos de Barcelona.
    Y ese dragón no sé si es apañao, pero es amable. Por eso lo elegí.

    Tchi:
    Yo, por si acaso, voy comiendo.

    Two (Nut):
    Todavía no he empezado, pero me han asegurado que en Carrefour venden. Tampoco tiene nada que ver el aguardiente de hierbas ni la cerveza, ni el sol del Voramar.

    Sureña:
    Supongo que sus niños le toman un poco el pelo, y la hacen rabiar.

    Hache:
    Me has dejado intrigadísimo. ¿Por qué no sigues? Eso no se hace... :-)

    Nikté:
    ¿Existen los dragones malos? Lo único malo de verdad que me han contado de ellos es que si te caen al pelo te quedas calvo, y a mí no me ha hecho ninguna falta, jajaja

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  13. si.. en ocasiones va muy mal el servicio... y las mamás también...

    Un besazo guapo...

    ResponderEliminar
  14. Lo que hubiera dao yo por tener un dragón tan chulo que me cuidara.
    Y no, no lo digo porque mamá fuera mala cuidadora, no, jajaja, pero oye, eso de tener un dragón de compañía como que me gusta :D

    Eso sí, diseñado por Gaudí.


    Besitos!


    Äfrica

    ResponderEliminar
  15. Porque prefiero al dragón ... quiero que sea él quien me cuide (y no sigo más ... )

    ResponderEliminar
  16. Gran emblema de una de las mejores ciudades que conozco...
    Aunque tus letras ensalzarian el rincón más inhospito fuese cual fuese...Éste, es una maravilla para visualizar y sentir.
    Besets.
    ANA

    ResponderEliminar
  17. Estoy contigo es un lugar maravilloso donde las vistas de la ciudad son iguales.... pasear por el parc Güell es una delicia.... eso de que te tenga que cuidar tu mami ya no me suena también eh... que ya te afeitas majo xD y te recuerdo una cosa como una madre nadie te va a querer tan desinteresadamente.... es lo que tiene... un besele castellonense.. adeu.

    ResponderEliminar
  18. A veces, mama y dragón coinciden en una misma persona. Una madre debe tener múltiples facetas y la de dragón no es una de las peores.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Me encanta ese dragón del Parque Güell, es realmente una preciosidad.

    No me extraña que lo prefiera, le sirve para jugar, no le riñe, se puede montar en él sin que proteste, todo lo contrario que la buena de su mamá.

    un beso

    ResponderEliminar