01 octubre 2009

Epidemia rosa


"Creen que es alergia, pero es amor". Sorprende que el médico más experto del centro haga esa afirmación con tal rotundidad.

El amor es una enfermedad extinguida hace siglos, cuando todavía se empleaban técnicas rudimentarias, como ingerir bacterias muertas, para combatir determinadas dolencias.

Hoy en día, un pequeño chip modifica nuestro sistema defensivo para contrarrestar los efectos de las epidemias programadas por el gobierno.

Corren rumores de que una de las últimas está consiguiendo romper la media de nacimientos, invariable desde 2156.

Extraña también que el director desvíe tanto la mirada hacia la enfermera IH216, y que ponga esa cara de lelo cuando ella le pregunta.

-.-

27 comentarios:

  1. Duro es decirlo, pero el amor, seguramente, está destinado a desaparecer. No es rentable, no produce beneficios, no cotiza en bolsa, está sometido a demasiadas fluctuaciones, rompe con todas las previsiones... ;-)

    ResponderEliminar
  2. Es curioso... el otro día estuvimos hablando del famosos chip que puede que se implante para llevar todos los datos ahí y acabamos teorizando sobre lo que puede pasar...

    Y tu vas y lo bordas...

    ;)

    Besicos amorosos

    ResponderEliminar
  3. Pues yo me niego.
    ¿Qué es la vida sin haber conocido el amor?

    ResponderEliminar
  4. Genial, tremendamente certero, y en ese tono tan tuyo, que me encanta.
    Y es que el amor no cabe en un chip,se desliza con una gracia innata por caminos que sólo el conoce...y se nos pone cara de lelos.
    Una sonrisa, sin máscara

    ResponderEliminar
  5. El amor extinguido...
    no me lo imagino, pero si lo sacas de tu pluma sí.

    Buena ciencia-ficción la tuya.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. ..Ignoraban que el amor muta constantemente y el chip no supo reconocer la nueva estructura...

    un beso

    ResponderEliminar
  7. Pero qué dicessssssssssss!!!
    Primero tendríamos que dejar de sentipensar!
    Entonces ya no seríamos humanos!
    HUmanidad y amor van juntos. Aunque nos pese!

    Las epidemias programadas por el gobierno??? O por las farmacéuticas??? Jajajaja, qué chungo!
    Joé...siempre que se imagina uno el futuro, no sé por qué (novelas, pelis, etc) me parece devastador, frío, deshumanizado. Nadie ve nada bueno más allá del año próximo???
    Un futuro basado en el amor???
    xD!


    Un besito


    Lala

    ResponderEliminar
  8. Venga chicos, venga... que el amor está sobrevalorado, por dios.

    ResponderEliminar
  9. Cuando llegue el año 2200 el hombre llegará (si llega) con todos los defectos que lleva arrastrando desde el inicio de los tiempos y por eso existirá el amor, sin duda. Tiemp ha habido para que cambiara, pero no, el hombre no cambia.

    Un abrazo y un beso sin mascarilla

    ResponderEliminar
  10. Anónimo6:18 p. m.

    Vaya..! ¡El director está contagiado! Me preocupa la enfermera. ¿Cómo habrá llegado el médico a reconocer los síntomas que produce en el ser humano el amor, después de tantos siglos? Ah, ya, había leído en su infancia los cuentos que se escribieron después de su extinción, como leímos nosotros los de los dinosaurios. Bueno, teniendo en cuenta que el amor es un complemento circunstancial de lugar, es posible que pueda tener lugar en cualquier otra circunstancia. En fin...siempre da que hablar, siempre das para comentar.
    Ah, mi nombre es PO45, so lelo.
    Sin besos.

    ResponderEliminar
  11. Pero Anónimo ¿Cómo eres tan desagradable?

    Juanjo,
    Tú ni caso, quizá tu visita esté aquejada de algún efecto secundario extraño de la gripe A.

    Si que es triste que el amor, fuera considerado una enfermedad extinta, ¡¡vaya futuro nos auguras!!

    A lo mejor el médico la reconoce, porque de niño la padeció y la cara de lelo, se le ha quedado por haberse curado.
    Mira yo de eso, espero no descontagiarme nunca,
    espero no generar anticuerpos que luchen contra ella y estar en permanente estado de crisis aguda.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  12. Pero Anónimo ¿Cómo eres tan desagradable?

    Juanjo,
    Tú ni caso, quizá tu visita esté aquejada de algún efecto secundario extraño de la gripe A.

    Si que es triste que el amor, fuera considerado una enfermedad extinta, ¡¡vaya futuro nos auguras!!

    A lo mejor el médico la reconoce, porque de niño la padeció y la cara de lelo, se le ha quedado por haberse curado.
    Mira yo de eso, espero no descontagiarme nunca,
    espero no generar anticuerpos que luchen contra ella y estar en permanente estado de crisis aguda.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  13. No es una mala epidemia...

    ResponderEliminar
  14. Yo te beso sin mascarilla, Juanjo.
    Tú mismo.

    Enfermera no soy, te aviso.

    Besos y atchumm!!!

    ResponderEliminar
  15. Bueno, me sorprendes como siempre. Aunque no viviré en esa época que describes, deseo que el amor perdure siempre. Qué vacías nuestras vidas sin amor! Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Qué horror...
    No me gustaría verlo, aunque claro, es que lo pintas tan bien... ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  17. no me imagino un mundo así ¡que horrible!

    biquiños,

    ResponderEliminar
  18. Me duele el corazón solo de pensar un mundo sin amor, pero claro!! si tú lo dices, habrá que reflexionar sobre ello. No sé, no sé ....

    Excelente siempre.

    Mis Besos hasta tu puerta.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo8:30 p. m.

    Pero María, ¿qué es exactamente lo que te parece desagradable? ¿Yo, o mi manera de comentar? ¿No quedamos en que existía la libertad de expresión?
    Tengo que darte mi enhorabuena porque eres la única que ha entrado al juego: (el del trapo), y
    has cometido varios errores, el de dar consejo: "tú ni caso", porque circunstancialmente es imposible q pueda darse y el del diagnóstico de la enfermedad, pq no es la gripe A lo que ha pasado por mi cuerpo. Ah, y atenta al teclear que se te va el dedo y tus comentarios llegan por duplicado.
    PO45

    ResponderEliminar
  20. ¡¡Hola anónimo!!

    Tú no, por supuesto, que no te conozco...
    Pero ya me dirás eso de terminar con ¡¡..so lelo!!

    ¡¡Claro que a lo mejor, lo decías con sarcasmo, por aquello de seguirle el rollo a la cara del médico y no con intención de molestar a Juanjo!!

    Porque estarás conmigo, que molestar no tiene que ver nada con libertad de expresión...

    Si es así, mis disculpas ¿OK?

    En lo de mis errores, te doy la razón.

    Que yo no sé lo que ha pasado por tu cuerpo...ja,ja,ja
    y el dedo tecleó más de lo previsto...

    Mira, está claro que al médico se le está poniendo la cara de lelo, porque con o sin mascarilla, le guste o no le guste, tiene síntomas evidentes de estarse contagiándose de la "enfermedad extinta"...

    ¡¡No te quejarás, la de rato que he jugado a tu juego...! "el del trapo" ;-)

    ( Es que yo entro a la mínima...ja,ja,ja)..Es mi enfermedad a extinguir...

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Anónimo11:24 p. m.

    ¡¡Hola María!!
    Para que entiendas en el juego que has estado metida, te daré algunas pistas. Te las relato en el orden en el que escribes.
    Lo de despedirse con: "so lelo", nada más lejos de molestar a nadie, me sentía protegida por la complicidad y el exceso de confianza. Me consta haber visto esa cara de lelo en más de una ocasión.
    Por supuesto, quedas disculpada, ha sido un placer intercambiar comentarios contigo, y también una oportunidad para conocerte un poquitín a través de lo que escribes en tu blog, pq te confieso, he pasado a visitarte.
    Ah, y te confirmo que sí que estoy contagiada de una enfermedad, precisamente la del relato, pq, que yo sepa, aún no está extinguida, me lo confirma la cara de lela que se me queda a veces.
    Y no me quejo del rato que has entrado al trapo, al contrario, era parte de la provocación.
    La impulsividad tiene estas cosas, a la mínima, ya estás dentro, je,je je.
    En fin, lo bueno es el intercambio.
    ¡Gracias wapa por ser tu misma!
    Mi nombre es PilarOrtensia, lo del nº te dejo que lo deduzcas tú.
    Saludos y hasta otra!!!

    ResponderEliminar
  22. jajaj si hay algo que identifica a un ser enamorado es la cara de lelo/a

    ResponderEliminar
  23. El amor no se puede extinguir jamás... Ni se puede luchar contra él... Pero me ha gustado el relato, ha sido divertido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. ¡¡Pero Pilar!!

    ¡¡Y como te has instalado de ocupa en la casa de Juanjo!! ¡¡Y aquí experimentando con las visitas!!
    ¡¡xD,xD!! ¡¡Y encima me dices que has estado en mi casa y no me has asomado ni un poco la naricilla!!

    ¡¡Pues, nada, para mi también ha sido un placer!!

    ¡¡Además de entrar al trapo también me encantan los juegos!! y...El riesgo...Medido, claro;-)

    ¡¡Cuando queráis os venís Juanjo y tú en amor y compañía y nada, os invito a algo rico en mi casa, eso sí, no tardéis mucho que en nada zarpamos ;-)

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  25. No, no y no. Me niego a vivir sin amor ... aunque nos duela.

    ResponderEliminar